Premio Casa a obras de Colombia, México y Venezuela

Casa de las Américas.Obras de Colombia, México y Venezuela fueron distinguidas este jueves en La Habana con el Premio Literario Casa de las Américas 2014.

El jurado de Cuento al evaluar los 200 títulos presentados, cifra que representa un récord de participantes en la historia del galardón, decidió premiar a Cosas peores, de la colombiana Margarita García por “tratarse de un manuscrito consistente y unitario, de sólida arquitectura narrativa, que prioriza la insinuación por sobre lo explícito”.

“En siete relatos de mediana extensión y con impecable manejo del oficio, la autora da cuenta de las ambiciones, los empeños y los fracasos de personajes tan complejos como perdurables”, precisó el fallo.

Durante la ceremonia de premiación trascendió que el galardón en la categoría de Teatro fue para Blanco con sangre negra, del mexicano Alejandro Román, “por ser una propuesta de gran riesgo, que desafía con su lenguaje poético el canon existente”.

El dictamen resaltó, además, la potencia de sus imágenes y la profundidad de esta literatura dramática “que provoca a sus realizadores y, en su instancia final, al público, pues entreteje un tema contemporáneo y político con una reflexión sobre el arte, dialogando con su época y desafiando las propuestas estéticas”.

En este apartado también se entregó una mención a Sistema, del cubano Abel González, al tiempo que otro colombiano, Carlos Orlando Fino, se alzó con el premio de Ensayo de tema artístico-literario por su obra José Lezama Lima: estética e historiografía del arte en su obra crítica.

El texto, expresó el jurado, constituye un viaje convincente e iluminador, pleno de desplazamientos articulados por las ideas estéticas y artísticas de José Lezama Lima, haciendo uso de una escritura dialógica que, a partir de Lezama, se erige en un sistema cultural capaz de comprender la mirada que pervive en la materia artizada.

A propósito de ese apartado, los especialistas otorgaron mención a dos ensayos: Julián del Casal: modernidad y periodismo, de María Antonia Borroto (Cuba) y Hombres en el desierto. Otredad en América Latina. (Auto) biografías, cartas y diarios. Diálogo con la narrativa actual, de Marina Porcelli (Argentina).

Por su parte, el Premio de estudios sobre la Mujer fue para la venezolana Mariana Libertad Suárez por La loca inconfirmable. Apropiaciones feministas de Manuela Sáenz (1944-1963), porque resulta “una obra que goza de una inteligente capacidad crítica y argumentativa”.

Las menciones en esta categoría recayeron en El desorden de la democracia. Partidos políticos de mujeres en Chile, de Alejandra Castillo (Chile), y Escritoras latinoamericanas: aportes al discurso de la transgresión, de Guisela López (Guatemala).

Premios honoríficos de Casa recaen en Colombia, México y Brasil

En autores de Colombia, México y Brasil recayeron los tres galardones honoríficos de la edición 55 del Premio Literario Casa de las Américas 2014, que concluyó hoy aquí tras 10 días de intenso trabajo. Los congratulados fueron la colombiana Piedad Bonnett con el Premio de Poesía José Lezama Lima, el mexicano Juan Villoro con el Premio de Narrativa José María Arguedas, y el brasileño Luiz Bernardo Pericás con el Premio de Ensayo Ezequiel Martínez Estrada.

En el caso de Bonnett, el jurado valoró la sobriedad y riqueza de los pequeños temas abordados en su obra Explicaciones no pedidas, que no por ello dejan de resultar conmovedores.

Mientras en Arrecife, de Villoro, destaca el ritmo impetuoso que le imprime, a través de una absorbente historia policial, al sobrecogedor y actual drama de la violencia en México.

Che Guevara y el debate económico en Cuba, de Pericás, conquistó el galardón en Ensayo por tratarse de un estudio riguroso y bien documentado que penetra con lucidez y originalidad en un tema que actualmente reclama nuevas consideraciones.

Durante la ceremonia de premiación se conoció que el galardón en la categoría de Literatura brasileña recayó en Mário Magalhães por Marighella: o guerrilheiro que incendiou o mundo, un texto que se distingue por su calidad, rigor en la escritura y consistencia investigativa de su personaje, clave en la vida política de Brasil y Latinoamérica.

El premio en el apartado de Literatura caribeña en inglés o creol fue para el jamaicano David Austin y su obra Fear of a Black Nation-Race, Sex, and Security in Sixties Montreal por tratarse de un estudio que extiende a Canadá y hasta el siglo XXI, los complejos conceptos e indivisibles realidades históricas de los movimientos “nuestro Caribe”, “América nuestra” y “Black Power”.

En este apartado el jurado otorgó dos menciones: The Night of the Rambler, de Montague Kobbe (Anguila), y Light Falling on Bamboo, de Lawrence Scott (Trinidad y Tobago).

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.