Presidente venezolano recibe a canciller chino

El avance de la creación de un foro China-Celac como alianza estratégica, figuró en el diálogo.El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sostuvo este lunes en Caracas un intercambio de opiniones con el canciller chino Wang Yi, de visita en la nación suramericana.

Al término de las conversaciones, Maduro resaltó las relaciones bilaterales, creadas, subrayó, como una alianza estratégica para el desarrollo compartido de las dos patrias.

El mandatario rememoró además cómo fue potenciado el intercambio con la nación asiática, sobre todo en estos últimos años de Revolución y con la visión del fallecido presidente Hugo Chávez.

Desde el inicio de la Revolución, vimos como fue creciendo esta hermandad, recordó. Chávez fue el arquitecto de estas monumentales relaciones con la potencia emergente más importante del mundo, señaló.

Maduro destacó además que durante el encuentro, efectuado en el Palacio de Miraflores, sede del ejecutivo, repasaron el avance de las cooperaciones así como temas vinculados con la economía mundial y de América Latina y el Caribe.

Dialogamos también sobre el avance de la creación de un foro China-Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), como alianza estratégica.

Por su parte, el canciller chino Wang Yi, destacó el actual desarrollo de las relaciones bilaterales con Venezuela, que llegan este año a cuatro décadas de establecimiento.

El 2014 marca un año importante para las relaciones, destacó Yi, tras asegurar que su país y América Latina estarán unidos como plataforma para alcanzar metas de desarrollo al servicio de los intereses de ambos.

El ministro chino inició hoy una visita a Venezuela, que incluyó recorridos por sitios históricos, como la casa natal del Libertador Simón Bolívar, así como un encuentro con su homólogo Elías Jaua.

Yi llegó a la capital venezolana procedente de Cuba, donde realizo la primera escala de su actual gira por Latinoamérica que incluye también a Argentina y Brasil.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.