Resguardo para las vías espirituanas

Kilómetros de vías, incluidos los caminos arroceros y de la serranía espirituana, han recibido en lo que va de año los beneficios de la reparación y el mantenimiento

Hoy se trabaja en varios tramos de la Autopista Nacional.

La ejecución de los caminos pertenecientes al programa arrocero y la pavimentación de alrededor de una veintena de kilómetros de carreteras en aras de mejorar los accesos rurales y citadinos figuran entre las inversiones priorizadas en la provincia durante el 2014 en materia de vialidad.

Fuerzas de la Empresa de Construcción y Montaje de Sancti Spíritus asumen la encomienda de hacer transitables más de 17 kilómetros de caminos pertenecientes a la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, labor amortiguada por atrasos acumulados durante el primer semestre. No obstante, tras la incorporación en el mes de julio de la brigada de movimiento de tierra del Micons que laboraba en las obras del Mariel, se han terminado hasta la fecha 6.2 kilómetros de viales y se pretende concluir lo comprometido antes de que finalice el año, aseguró María Victoria González, especialista en inversiones de la entidad arrocera.

La inversión, valorada en 1 600 000 pesos, contempla labores de desbroce, movimiento de tierra, tiro de rocoso y construcción de cunetas, y favorecerá los caminos de Peralejo, unos 9 kilómetros en Las Nuevas y 5.6 kilómetros en Mapos, estos últimos todavía sin comenzar.

Según asegura Miguel Ángel Luna Castro, director del Centro Provincial de Vialidad, el mejoramiento de la infraestructura vial del territorio abarcó, además, la pavimentación de alrededor de una veintena de kilómetros de carreteras entre las que sobresalen la pavimentación del tramo desde Condado, en Trinidad, hasta los límites con Villa Clara, así como el asfaltado de alrededor de 12 kilómetros entre Trinidad y la división con la provincia de Cienfuegos. Actualmente, agregó Luna, se trabaja, asimismo, en algunos trechos de la Autopista Nacional, específicamente en el kilómetro 326, cerca de la entrada al municipio de Cabaiguán.

Aunque todavía resulta insuficiente para mejorar  las arterias del territorio, lo realizado alcanza, asimismo, las zonas rurales y del Plan Turquino espirituano, donde sobresale el bacheo y sellado de grietas en los trayectos Fomento–Pedrero y desde Meneses hasta Calienes, en Yaguajay, así como el mantenimiento al acceso a Pitajones, en Trinidad.

De acuerdo con Juan José Nazco González, subdelegado de Mecanización en la Delegación Provincial de la Agricultura, la situación más deteriorada en cuanto a infraestructura vial lo tienen los más de 1 500 kilómetros de caminos que constituyen el patronato de esa entidad, gruesa cifra que requiere de un financiamiento actualmente  inexistente, aunque en los últimos tres años se han podido arreglar unos 500 kilómetros de terraplenes. No obstante, explicó el directivo, se han reparado el camino de Polo Viejo, los viales de algunas zonas rurales de Yaguajay y el de Gavilanes en Fomento, aun cuando queda pendiente el tramo Pedrero-Sopimpa, donde muy puntualmente se trabajará en el bacheo, ya que no existe financiamiento para otras acciones.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.