Rolando Rodríguez: La historia hay que contarla como es

El historiador recalcó la importancia de que la historia se cuente como sucedió. (foto: Andrei Álvarez)El reconocido intelectual disertó sobre los retos del historiador en un panel que tuvo lugar durante el capítulo espirituano de la XXIII Feria Internacional del Libro.

“La historia hay que contarla como es; hay que llenarla de carne y sangre”, sentenció Rolando Rodríguez durante un encuentro con lectores de varias generaciones que asistieron a un panel sobre su obra celebrado durante la XXIII Feria Internacional del Libro, que tiene lugar por estos días en el Yayabo.

El escritor, a quien se dedica junto a Nersys Felipe esta versión de la fiesta de la letra impresa en Cuba, criticó los actuales libros de texto de historia de algunos grados escolares y los comparó con catecismos. “Están escritos de una forma plana. No hay contradicción, todo se armoniza”, agregó.

“La regla de oro de un historiador es la verdad; no debemos dar vueltas, ni pintar la historia de maravilla”, afirmó el Premio Nacional de Ciencias Sociales 2007, quien aseguró que a las nuevas generaciones sí les gusta conocer el pasado, pero de la mano de un buen maestro, que lo explique con documentos y hechos irrefutables.

Durante el panel, en el que participaron los historiadores espirituanos Mario Luis López Isla, Virgilio Companioni Albriza, Carlos Gómez y Ramón Reigosa Lorenzo, se abordaron los elementos claves de la obra de Rolando Rodríguez, autor que ha colaborado ostensiblemente a la preservación y difusión de buena parte de la memoria histórica de nuestro país.

Además, fueron presentados sus textos La revolución que no se fue a bolina, Los vientos huracanados de la historia y Rebelión en la República, publicados por la Editorial Nuevo Milenio y que forman parte de su valiosa obra, que suma más de 15 títulos.

Ante la pregunta de Escambray sobre el por qué Camagüey celebró sus 500 años, a pesar de que la historia dice que los cumple en el 2015, el estudioso respondió: “En la Academia de la Historia llegamos a la conclusión de que hay un año de diferencia en lo que nosotros pensamos, respecto a la celebración que han hecho en Camagüey, es decir, que Camagüey surgió en 1515 y no en el 1514, y así hemos hecho un informe al Consejo de Estado”.

7 comentarios

  1. Y el desear extrangularme por exponer una opinión diferentes a la suya no es acaso una mejor muestra de extremismo?El querer eliminar al opinante no es un prueba de la carencia de argumentos con que rebatir una opinión y de sus instintos asesinos?Es cierto o no que su gobierno paso por encima de la opinión de los especialista y celebró la fundación de Camagüey en fecha equivocada?..Si pretende modificarnos la salud a todos los que pensamos que el gobierno se equivoca y que lo hace con frecuencia,le aseguro que tendrá una tarea muy larga por delante y terminará por extrangulandose si misma por que estoy seguro que se covenzera que tenia razón,si es que no lo esta a estas altura,pero no lo dice por la misma razón por la que pretende callar mi opinión.. Por cierto si es quien imagino, no creo que se capaz de estrangular a nadie .

    • Usted tiene una fértil imaginación, eso es lo que pasa. Y lo que pasa también es que si Camagüey no hubiese podido celebrar su aniversario 500 porque la Academia de Historia de Cuba se lo hubiese impedido, usted habría dicho que el gobierno coarta la iniciativa regional, y que el gobierno en Cuba es malo por no dejar a Camagüey robarse el show, y que el gobierno de Cuba le impide a sus hijos celebrar el medio milenio de las ciudades cuando quiere… en fin, que su discurso es predecible, pero bueno, enhorabuena por ser capaz de sostenerlo con tanta sistematicidad.

      • solo un comentario, cuando celebrar el 500 aniversario de cualquier cosa no lo decide el pueblo, lo decide el calendario. El pueblo solo decide el “como” celebrarlo pero la fecha la ponen el calendario y la historia. o no?

        vamos, que ya me gustaria celebrar hoy mismo el 500 aniversario de muchas cosas, pero es imposible porque algunas no tienen todavia 500 an~os y otras no han sucedido aun, asi que me toca esperar.

  2. “La regla de oro de un historiador es la verdad; no debemos dar vueltas, ni pintar la historia de maravilla” y es lo que se ha ensenado en las escuela y publicado desd hace muchisimos anos,convirtiendo la historia en una especie de pelicula del oeste donde una parte es buena,perfecta y la otra malisima y la culpable.Esta respuesta del especialista “En la Academia de la Historia llegamos a la conclusión de que hay un año de diferencia en lo que nosotros pensamos, respecto a la celebración que han hecho en Camagüey, es decir, que Camagüey surgió en 1515 y no en el 1514, y así hemos hecho un informe al Consejo de Estado”.,tambien nos demustra que el gobierno es quien decide todo o casi todo,pasando por encima de los hechos historicos y sin oir a los especialistas.

    • Óigame, Jose Luis, de verdad que hay que tener mucho tiempo libre para ponerse a escarbar en una simple información de este sitio y sacarle punta. Mis felicitaciones a usted por los análisis aberrantes que hace, hasta para eso hay que tener arte.

      • Sra Lucia la administracion de mi tiempo es un asunto muy personal y de lo que se trata aqui es de opinar sobre lo que escribio el periodista de lo que opino el historiador,en cuanto a lo de “aberrante” es quizas lo que puede percibir quien no esta acostumbrado a las opiniones diferentes,pero en definitiva es cierto o no lo que escribi?,pero se le agradece su opinion,porque como decia Don Quijote a Sancho Panza..Ladran Sancho? entonces es que cabalgamos..Mi respeto y consideracion Sra Lucia, yo no ataco al mensajero,solo discuto el mensaje..No golpearia al cartero porque me traiga una mala noticia

        • No, al cartero no, pero iría a coger por el cuello a quien escribió el mensaje. Yo solo digo que eso de atribuirle mala intención al gobierno en el caso del aniversario 500 de Camagüey es un exceso del más rancio extremismo. Digo yo, que también tengo derecho a opinar, o no?

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.