Sed de peña

La cita combina la música con las artes plásticas y la literatura. Un encuentro singular reúne cada mes a amantes de la trova en la Galería de Arte Oscar Fernández Morera de Sancti Spíritus.

¿Quién dice que los duendes no existen? Al menos así piensa Yamir Arbey García Jorge, que carga casi desde la niñez con ese sobrenombre, aunque de aquellos personajes solo posea el don de llevar a la música la magia de la realidad. Quizás si tenga mucho de guardar tesoros y promesas, porque todos los trovadores llevan en la sangre un poco de canción y como genios la entretejen en rimas y acordes.

Este duende, como le llaman, dejó a un lado los nombres y entregado a la creación desde la adolescencia dirige hoy una peña de trova, que realiza los cuartos viernes de cada mes en la Galería de Arte Oscar Fernández Morera de la ciudad del Yayabo.

“Conformé un proyecto y se lo propuse a Jorge, el director de la galería. Eso fue como a finales del 2006. A él le interesó la propuesta porque se trataba de dar a conocer el movimiento artístico de Sancti Spíritus. Había mucha gente haciendo una canción con valor textual, musical, y creo que se ha demostrado”.

Invitados nacionales e internacionales presentan sus creaciones en la Peña del Duende. Cantores del proyecto santaclareño Trovuntivitis, Roberto Jiménez, Reidel Bernal “Fito”, el Dúo Los Lagos y Amaury González.

También Miguel Ángel de la Rosa, el Grupo Flor y Canción, y el Guitarrista Oscar Duardo, a los que se suman artistas de la plástica, locales y foráneos, que han compartido con el público asistente a la peña los cauces de sus obras.

“Siempre hacemos esa sección, vinculada con una de las ramas del arte. Hemos tenido pintores pero además ha estado presente la literatura, muchos escritores han compartido con nosotros: Isbel González, Esbértido Rosendi, Pedro Mendigutía, Anisley Miraz, Reynol Cruz, Manuel González Busto, entre otros”.

En el encuentro, los asistentes realizan momentos de meditación. “Asisten personas que pertenecen a sociedades filantrópicas, público de diversos estratos de la sociedad. Por eso se convierte en un encuentro necesario. Las personas tienen necesidad de escuchar canciones representativas de lo que sucede, de lo que les toca de cerca”.

Amantes de la trova de todas las edades asisten a esta cita mensual donde la música denuda los sentimientos más especiales de cada participante. Por lo menos así dio fe a Escambray su gestor principal: “Si por alguna razón dejamos de hacerla un mes, la gente me llama por teléfono, van a mi casa y me preguntan, siempre tienen sed de peña”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.