Sobresale papel de la mujer en zonas rurales de Sancti Spíritus

Crece en Sancti Spíritus la incorporación de mujeres a las actividades agropecuarias y del ámbito rural

Cabaiguán, Sancti Spíritus y Yaguajay son los municipios con más presencia de la mujer rural.

Sobre ellas no descansa el aporte principal de alimentos, pero mucho le debe el escenario agrícola a ese ejército de mujeres que desde las ocupaciones de productoras, activistas, dirigentes y amas de casa labran cada día la campiña para convertirse en una fuerza imprescindible.

Quizás las 5 148 mujeres asociadas en la provincia a la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) no reflejen en toda la dimensión ese protagonismo, más vale apuntar que el 47 por ciento de ellas se vincula directamente con el ámbito productivo desde las posiciones de propietarias de tierra y usufructuarias.

“Si miramos cinco años atrás podemos decir que se ha duplicado la cifra de mujeres incorporadas a la ANAP y esta fuerza representa el 19 por ciento de toda la membresía en el territorio, incremento que sobrevino a raíz del llamamiento hecho en el último Congreso de la organización de sumar al resto de la familia campesina a la vida anapista”, subraya Eidy Díaz Fernández, funcionaria del organismo en Sancti Spíritus.

Basta apreciar la diaria faena de cocinar para la familia y los jornaleros que se vinculan a los distintos cultivos, para aquilatar la contribución que brindan a la producción de alimentos. Pero hace rato que el fogón y la crianza de los hijos dejó de ser en el territorio espirituano la actividad exclusiva de la mujer rural, que este 15 de octubre comparte agasajos en el contexto de su Día Internacional.

Hoy la provincia registra 1 243 usufructuarias insertadas en labores productivas, con el mayor realce en los frentes ganadero y de los cultivos varios, detalla Eidy Díaz, quien a la vez reconoce la obra de las 369 féminas que ocupan responsabilidades en diferentes niveles de las estructuras de la organización y en las juntas directivas de las Cooperativas.

A tono con las oportunidades del proyecto socioeconómico de la isla, a la mujer del campo se le abren nuevos escenarios de participación, entre ellas las 75 brigadas formadas de conjunto entre la ANAP y la Federación de Mujeres Cubanas que se dedican al trabajo político ideológico en el ámbito de la Cooperativa, a la incorporación de las nuevas asociadas, a respaldar el funcionamiento de la base productiva y demás actividades sociales de las zonas rurales.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.