Sobresale Sancti Spíritus en reparación de centrales azucareros

Las operaciones en el Uruguay buscan lograr mayores niveles de eficiencia. Foto: Ismael Francisco/CubadebateSancti Spíritus sobresale en la reparación y mantenimiento de los ingenios para lograr en la próxima zafra azucarera mayor eficiencia y mejorar las operaciones fabriles.

Ángel Méndez Torres, director de Atención a Plantas Industriales en el Grupo Azucarero (AZCUBA), dijo que el territorio espirituano ya sobrepasó la mitad de su programa de reparaciones.

   Ese plan se inició después de que en los pasados meses de mayo y junio se realizara el desarme, limpieza, defectación y conservación de los equipos en las dos fábricas de azúcar de la demarcación, actividades que fueron cumplidas exitosamente según especialistas de AZCUBA.

   Las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey también sobresalen en las labores de preparación para la venidera campaña cañero-azucarera, la que de acuerdo con los proyectos se iniciará el próximo noviembre en algunos de los 52 ingenios cubanos que intervendrán en la zafra 2014.2015.

   Tanto en el ingenio Uruguay, del municipio Jatibonico, como en el Melanio Hernández, de Tasguasco, se trabaja en la rehabilitación del área de centrífuga, peso y envase.

    En el jatiboniquense se afanan, además, en el montaje de un virador de camiones y en el de un sistema para mejorar el balance energético; mientras que en el taguasquense se continúa la rehabilitación del almacén para el  producto terminado y se perfecciona la estación de vapores.

   Jorge Hernández Fernández, director de Plantas Industriales en la Empresa Azucarera Sancti Spíritus, expresó que el Uruguay deberá iniciar la molienda el 20 de diciembre y que el Melanio Hernández lo hará el ocho de enero de 2015.

   Antes de esas fecha, agregó, se llevarán a cabo los denominados ejercicios de zafra y las pruebas y afinación con el propósito de chequear las condiciones en que se encuentran ambas industrias para comenzar sus faenas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.