Sueño con ser titular de los Gallos

El receptor Luis Alberto Meneses González es ahora el pelotero más connotado del año en la tierra del Yayabo.El espirituano Luis Alberto Meneses González fue uno de los integrantes del equipo Cuba que alcanzó el título en el Campeonato Mundial de Béisbol Sub-15.

Con el oro reluciente en su pecho el receptor Luis Alberto Meneses González es ahora el pelotero más connotado del año en la tierra del Yayabo.

Hace unos días conquistó, como parte del equipo Cuba, el título en el II Campeonato Mundial de Béisbol Sub-15, con sede en México, para convertirse en el único pelotero espirituano en integrar la selección nacional de esta categoría.

Lo hizo en el torneo de mayor renombre para este deporte en el 2014 y además, en calidad de receptor titular y, mucho más que eso, como capitán de la selección que saboreó en la final el triunfo de 6-3 frente a Estados Unidos.

“Llegamos con grandes expectativas a ese partido, queríamos la medalla de oro. Empezamos arriba, ellos remontaron, pero al final pudimos ganar.

“Fue una competencia bien fuerte, con varios equipos de muy buena calidad, pero viajamos con el único objetivo de lograr las dos medallas: la de oro y la de la dignidad. Este equipo cubano es muy unido, cada cual cumplió muy bien la función que le tocaba; muy combativo y aguerrido en el terreno, todos se esforzaban mucho en su turno al bate y en cada jugada”.

Como el único repitente del equipo que el pasado año logró medalla de plata, para Meneses fue este un buen torneo al concluir con average de 304 (23-7), con tres anotadas, un triple, dos impulsadas, tres boletos y cuatro ponches.

“Apenas tuvimos 15 días de entrenamiento en la preselección, pero llegamos bien preparados. Al bate me fue bien, incluso en la final conecté de 4-2. El primer partido con los americanos no fue bueno para mí, al otro día el colectivo técnico habló conmigo y me dijeron que confiaban en mí, entonces eso me animó porque vi que me dieron el voto de confianza y luego respondí. Jugué regular casi todo el tiempo, solo no salí al terreno frente a Hong Kong y Lituania.

“Cogí alrededor de cuatro intentos de robo de bases, a pesar de que en este indicador este fue un torneo difícil porque algunos corrían mucho y calculaban muy bien el tiempo a los lanzadores. “Siempre se dice que es el receptor quien no coge a los corredores, pero el pitcher tiene que ver mucho, aunque uno siempre tiene que estar activo, pero la mayoría de las bases que me roban es por eso, lo otro es sacar rápido la bola y tirar para allá a ver qué pasa”.

Con su carácter aparentemente apacible y callado pocos advertirían en Luis Alberto al capitán del equipo campeón.

“Me escogieron de capitán dos días antes de viajar a México, pienso que fue por la experiencia del año pasado. En ese rol los muchachos me apoyaron y asumí esa responsabilidad. Soy tranquilo, callado, pero cuando entro al terreno ya es otra cosa, me gusta estar hablando, apoyando a mis compañeros, estar siempre en el juego, ser agresivo; también guiar mucho a los pitchers, comunicarme con ellos”.

Esta es la tercera presea internacional de Meneses, quien había conquistado plata en el Mundial, categoría11-12 años, en Taipei de China en el 2011 y oro en el Panamericano Sub-15 de México el pasado año. En ese tiempo ha crecido, no solo por su estatura, sino por el dominio de la receptoría, una posición que no ha abandonado desde la primera vez que se agachó detrás del home en el terreno de Agramonte, con apenas ocho años, a las órdenes de David Pérez.

“La única garantía para hacerte buen receptor es ponerle a los entrenamientos y esforzarte cada día más para que los resultados sean superiores”.

Con escasos días de vacaciones, pero con la recompensa de un esfuerzo que valió la pena, Meneses comenzará en breve su décimo grado en la EIDE Lino Salabarría y con él iniciará su bregar en la categoría Sub-18.

Pero el muchacho de Olivos II tiene bien enfocados sus sueños. Sabe que al menos los arreos espirituanos están bien calzados con una hornada de muchachos que parecen garantizar el relevo. “Siempre he admirado a Eriel Sánchez, a Ariel Pestano y hoy defensivamente a Frank Camilo Morejón. Pienso en lo positivo y en lo que pueda hacer en un futuro, por eso quiero seguir preparándome para que salgan bien las cosas en los juveniles y sí, sueño con ser titular en el elenco de Sancti Spíritus”.

One comment

  1. Rogelio Hernandez Peña

    Guapea muchacho, con esa historia que ya tienes tan joven, tendrás un buen futuro. Los gallos retornarán. Saludos desde Angola.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.