Sumó Fidel Castro su firma a manifiesto En defensa de Palestina

Fidel Castro sumó su firma a las de decenas de intelectuales y políticos que suscribieron el Manifiesto en Defensa de Palestina.El líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, sumó su firma a las de decenas de intelectuales y políticos que suscribieron el Manifiesto en Defensa de Palestina.

Según reportó este viernes la televisión cubana, hasta la fecha rubricaron ese documento más de 342 mil artistas, académicos, líderes y activistas sociales, y miembros de organizaciones e instituciones de más 50 países.

En el texto los firmantes manifiestan su repudio al genocidio que sufre el pueblo palestino a manos de un Estado fundado sobre el despojo y la ocupación colonial, y manifiestan la solidaridad con ese pueblo y sus organizaciones de resistencia en la Franja de Gaza.

La Red en Defensa de la Humanidad condena en ese Manifiesto el rol que desempeña Estados Unidos, cuyo gobierno alimenta y apoya política, financiera y militarmente a Israel ante la insólita inacción del Consejo de Seguridad de la ONU.

De igual modo, subraya que Estados Unidos muestra la hipocresía y el cinismo con que ha actuado a lo largo de su historia, sustentado con amenazas y sanciones e intervenciones contra pueblos que defienden su soberanía, al tiempo que respalda la acción de Israel.

El texto también recoge el pronunciamiento por una verdadera solución política del conflicto en Palestina sobre la base del diálogo, la negociación y la existencia de dos estados con iguales derechos, fronteras delimitadas y reconocidas internacionalmente.

Entre las personalidades sumadas al Manifiesto se encuentran el presidente de Bolivia, Evo Morales, el escritor Eduardo Galeano, el Premio Nobel argentino Adolfo Pérez Esquivel, la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, la escritora norteamericana Alice Walker y el cantautor cubano Silvio Rodríguez.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.