Uneac en Sancti Spíritus: en el vórtice del congreso

La asamblea estuvo precedida por un amplio proceso de debate entre los miembros espirituanos de la Uneac.Luego de un proceso que ha removido los cimientos de la organización en Sancti Spíritus, el ejecutivo electo  continuará ensanchando los caminos del arte.

 

Únicamente con la participación cada vez más activa de la intelectualidad en la vida cultural de municipios y comunidades podrían revertirse las alarmantes manifestaciones de seudoarte y banalidad que minan las esencias nacionales.

Con mayor participación y unidad, recalcó José Ramón Monteagudo Ruiz, primer secretario del Partido en Sancti Spíritus, durante la asamblea previa al VIII Congreso de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) celebrada en la villa de Yayabo.

“Corresponde a los propios intelectuales, además, hacer un uso más eficiente de los espacios rescatados en la ciudad para el enriquecimiento espiritual de la población y continuar defendiendo enérgicamente los valores patrimoniales del territorio”, agregó Monteagudo Ruiz.

Conscientes de ello y del escenario perfectible en que hoy se mueve la Cultura del territorio, los 80 intelectuales espirituanos reunidos en sesión plenaria advirtieron sobre la peligrosa discriminación —a veces no tan solapada— que padecen las expresiones artísticas de origen campesino, sobre las incongruencias en la aplicación práctica de la política cultural y la cuestionable vitalidad de las tradiciones más genuinas de la provincia, que hoy no viven precisamente sus días de gloria.

La asamblea de este viernes estuvo precedida por un amplio proceso de debate entre los miembros espirituanos de la Uneac, quienes auscultaron el panorama artístico nacional enrolados en cinco comisiones de trabajo: Arte, mercado en industrias culturales; Cultura, educación y sociedad; Ciudad, cultura y patrimonio; Cultura y medios de comunicación, y Estatutos, reglamentos y reclamaciones.

El dictamen aprobado por la membresía deviene no solo el documento rector que defenderá la delegación espirituana al VIII Congreso, sino sobre todo un instrumento programático cardinal para los próximos cinco años, período durante el cual el nuevo ejecutivo provincial de la Uneac se enfrenta al reto de involucrar aún más a los artistas en la toma de decisiones que repercuten en la espiritualidad del territorio.

Al frente de la organización para el lustro venidero fueron elegidos el escritor Marco Antonio Calderón (presidente), el músico Carlos Manuel Borroto (primer vicepresidente), el también escritor e investigador Juan Eduardo Bernal Echemendía y el poeta y artista de la plástica Hermes Entenza, ambos como vicepresidentes.

Durante la cita se reconoció, especialmente, la labor desplegada por Sixto Edelmiro Bonachea, quien guió con singular desvelo los destinos de la Uneac provincial y se erigió como la voz de la intelectualidad local en los más disímiles foros.

De particular trascendencia resultaron los pronunciamientos de los escritores y artistas espirituanos en contra del escenario violento que vive hoy la sociedad venezolana y en apoyo a los héroes cubanos presos en cárceles de Estados Unidos, dos causas en la que aún pudieran enrolarse con más ímpetu los miembros de la Uneac.

En la asamblea fue seleccionada, a su vez, la delegación de la provincia al cónclave nacional: Marco Antonio Calderón, Carlos Manuel Borroto, Mario Luis López Isla, Luis Rey Yero, Juan Eduardo Bernal Echemendía, Yanetsy Pino, Lázaro Castillo y Elvia Rosa Castro.

One comment

  1. Y quien determina lo que es arte y lo que no lo es?Hasta hace muy poco los graffitis eran considerados ” seudoarte y banalidad “Hoy se acaba de vender uno en medio millon a un museo

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.