Periódico de Sancti Spíritus

Venezuela: Gobierno y oposición inician segunda ronda de diálogo

La primera jornada de diálogo se realizó el jueves pasado en el Palacio de Miraflores.El propósito de estos encuentros no es concretar pactos, sino lograr el reconocimiento, la convivencia y la tolerancia mutua.

El Gobierno venezolano y representantes de la oposición, agrupados en la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD), sostienen este martes una segunda reunión por la paz en esta nación, en la sede de la vicepresidencia de la nación, en esta capital.

En esta segunda ronda de diálogo para lograr la concordia nacional participan por parte del gobierno el vicepresidente Ejecutivo, Jorge Arreaza; el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, y el canciller, Elías Jaua.

También acompañan las conversaciones los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de Ecuador, Ricardo Patiño; de Brasil, Luis Figueiredo; y de Colombia, María Ángela Holguín; así como asiste también el nuncio apostólico del Vaticano, Aldo Giordano.

Desde el pasado 12 de febrero, Venezuela ha enfrentado 18 mil actos de violencia por parte de grupos de choque de la ultraderecha con un saldo de 41 fallecidos, cerca de 600 lesionados y pérdidas materiales superiores a los 15 mil millones de dólares.

La primera jornada de diálogo se realizó el jueves pasado en el Palacio de Miraflores, la sede del Ejecutivo.

Esta reunión se produce tras múltiples llamados del presidente Nicolás Maduro para concretar un diálogo por la paz y a que la derecha opositora adoptara una posición crítica y se deslindara de los actos de violencia, algo que hasta ahora no ha ocurrido.

El jefe de Estado señaló en el primer encuentro que la paz pasa por la justicia y llamó a la necesidad de la construcción de un modelo de coexistencia.

Apuntó que el propósito de estos encuentros no es concretar pactos, sino lograr el reconocimiento, la convivencia y la tolerancia mutua.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.