Periódico de Sancti Spíritus

24 de febrero de 1895: una fecha que nos une

En el acto se recordó que el 24 de febrero no fue el resultado de la labor de un solo hombre, sino la consecuencia de la unión de la voluntad de muchos

 El Dr. Ibrahim Hidalgo disertó sobre las circunstancias históricas en las que se produjo el alzamiento y la figura de Martí como el conductor de las fuerzas que hicieron posible el reinicio de la lucha. Foto: Jorge Luis González

En conmemoración por el aniversario 120 de una fecha que nos une: el reinicio de nuestras luchas por la independencia el 24 de febrero de 1895, la Academia de la Historia de Cuba efectuó ayer una sesión solemne en el Centro de Estudios Martianos.

El encuentro, como dijera el presidente de la Academia, Dr. Eduardo Torres Cuevas, no solo sirvió para rememorar aquel momento trascendente de la historia Patria, sino también para actualizar el conocimiento y reflexionar, a partir de las palabras del académico de número Dr. Ibrahim Hidalgo Paz, quien recordó las circunstancias en las que ocurrió el estallido revolucionario y el papel de José Martí en la organización de la gesta.

Hidalgo Paz recordó que el 24 de febrero no fue el resultado de la labor de un solo hombre, sino la consecuencia de la unión de la voluntad de muchos; factor determinante para superar la traición y el contubernio entre España y Estados Unidos. Señaló que en el tercer lustro del siglo XXI, no solo debemos ofrecer nuestro homenaje a aquellos hombres sino que, con disposición similar, tenemos el compromiso de seguir su ejemplo y rechazar los intentos de anular nuestra combatividad y pensamiento. Llamó, además, a darle curso a la razón junto al sentimiento, como única manera de formar verdaderos patriotas para defender a Cuba, y ser continuadores de la obra y las ideas de quienes ante todas las adversidades no dudaron en proclamarla libre.

Durante la sesión solemne también se hizo entrega del Premio de la Crítica Historiográfica Enrique Gay Galbó, que en esta ocasión lo mereció el trabajo titulado Otro de los inexplorados códigos de Antonio Maceo, de René Villaboy Zal­dívar, profesor del Departamento de Historia de la Uni­versidad de La Habana.

El jurado, integrado por los académicos de número Jorge Renato Ibarra Guitart, Jesús Guanche Pérez y Lourdes Domínguez González, acordó igualmente otorgar mención a la reseña crítica: Antonio Maceo en el sentimiento y pensamiento de Eduardo Torres Cuevas. A propósito de la reedición de An­tonio Maceo, las ideas que sostienen el arma, de la autoría de Israel Escalona Chadez, profesor de la Universidad de Oriente.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.