Coloquio de la cultura trinitaria: los capítulos que deben escribirse

Definido por Manuel Lagunilla, historiador de Trinidad, como el eslabón imprescindible para la historia local, el evento concluyó este viernes

trinidad, aniversario 501 de trinidad, patrimonio

Aproximaciones a la vida y obra de Julio Cueva Díaz, Catalina Berroa y Lico Jiménez; peculiaridades de la fiesta de San Lázaro en estos lares, propuestas técnicas para elevar la calidad de la comunicación organizacional en museos, centros de documentación e instituciones afines de la tercera villa, entre otros tópicos, promovieron el debate durante la última jornada del coloquio de la cultura trinitaria, celebrada este viernes.

Durante la mañana, investigadores del Archivo Histórico Municipal Joaquín Llaverías Martínez, el Centro de Promoción y Eventos de la Oficina del Conservador de la Ciudad y otros procedentes de los museos del territorio, dialogaron además acerca de la necesidad de idear mecanismos para garantizar la divulgación de los trabajos presentados, ya sea a partir de publicaciones en revistas especializadas o boletines, tanto en soporte físico como en páginas digitales.

Tras la exposición de cerca de una docena de pesquisas, el jurado otorgó mención a Vida y obra al descubierto de Juan Armando Entralgo, de la autoría de Juan Armando Entralgo Pomares por el acercamiento a un politólogo, maestro e historiador nacido en Trinidad, cuyo nombre apenas figura en el saber popular. El tercer lugar recayó en Un pueblo en procesión: Semana Santa en Trinidad, de Atner Cadalso, presidente del Consejo Municipal de las Artes Plásticas, por el análisis de una de las tradiciones autóctonas del terruño, mientras que De Bremen a Trinidad, de Diana de la Calle y Ada Almeida, y Lo vernáculo de la tradición de San Lázaro en Trinidad y el Valle de los Ingenios, realizado por José Antonio Pérez Menéndez merecieron el segundo gracias a la novedad temática.

Las mayores palmas se las llevó La colección de muebles del Museo Romántico: expresión de la ebanistería trinitaria del siglo XIX, desarrollado por Ofelia Barceló Ramos, Máster en Conservación del Patrimonio Cultural, por la perspectiva multidisciplinaria de la investigación, encauzada desde la antropología social al patrimonio mueble de la ciudad.

Manuel Lagunilla, historiador de la villa, expresó que el certamen deviene eslabón imprescindible para el devenir histórico de la ciudad en tanto “demuestra la historia que debe escribirse para completar aquella que ha llegado a nuestros días y lograr así que Trinidad tenga otras aristas que exponer a quienes desean conocerla”.

El coloquio de la cultura trinitaria abre las puertas a la Semana de Cultura, que comenzará este sábado con la gala inaugural en la plaza cultural localizada en las inmediaciones del parque Céspedes. Hasta el domingo 18, fecha prevista para la culminación del jolgorio, inauguración de exposiciones, espectáculos para mostrar el talento local, visita de artistas de otras provincias, entre otras propuestas, conforman la agenda cultural del territorio.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.