Congreso del campesinado cubano sesiona en comisiones

Los delegados al evento intercambian este sábado, en el Palacio de Convenciones, sobre la labor del campesinado cubano en el incremento de la producción de alimentos

cuba, congreso de la anap, anap, campersinos cubanos, produccion de alimentos

La segunda jornada del XI Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) se inició este sábado en La Habana con los debates en cuatro comisiones, para analizar aspectos relacionados con el quehacer de la organización campesina.

Israel Martin Montero, presidente de la Cooperativa de Crédito y Servicios Flores Betancourt, de la provincia de Artemisa, se refirió al papel que desempeñan los expedientes de los socios para el control de las actividades por parte de la junta campesina.

Al intervenir en la Comisión Uno, presidida por Rafael Santisteban Pozo, integrante del Consejo de Estado y presidente de la ANAP, y Gustavo Rodríguez y María del Carmen Concepción, titulares de la Agricultura y del Ministerio de la Industria Alimenticia y de la Industria Pesquera, respectivamente, Martin Montero dijo que este documento es rector, por la gran cantidad de información que se recoge en él y las veces que se consulta.

Explicó que su cooperativa está dedicada a la actividad cañera e integrada al Movimiento Político de avanzada, correspondiente a las 60 toneladas de caña por hectárea.

Significó que el trabajo con los hombres y las mujeres debe ser diario, para conocer sus problemas, inquietudes y necesidades, a fin de estimular el trabajo y la eficiencia productiva.

Manifestó que trae a este congreso las inquietudes de sus trabajadores, referidas a los sistemas de trabajo y de pago por los resultados, que no estimulan la producción.

Temas referidos a la atención del hombre, el uso de la ciencia y la técnica , la promoción y participación de jóvenes y féminas en las labores agrícolas, centran los análisis de los 700 delegados y 150 invitados presentes en la cita.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.