Cuba-EE.UU: un proceso distorsionado por medios mundiales

El diferendo entre Cuba y Estados Unidos se presenta como un conflicto bilateral, cuando en realidad es asimétrico.El gobierno cubano no le impone sanciones al norteamericano, ni ha hecho labor de subversión ideológica ni subvencionado a su oposición interna.
Profesionales e intelectuales cubanos compartieron este lunes con el académico francés Salim Lamrani acerca de la manipulación que sufre en medios de prensa mundiales el proceso para el restablecimiento de las relaciones entre EE.UU. y Cuba y la imagen negativa que ofrecen sobre la nación antillana.

La primera distorsión es que presentan al diferendo entre los dos países como un conflicto bilateral, cuando en realidad es asimétrico –afirmó Lamrani-, porque el gobierno cubano no le impone sanciones al norteamericano, ni ha hecho labor de subversión ideológica ni subvencionado a su oposición interna.

El investigador calificó de muy positivas las declaraciones de Obama respecto a su intención de normalizar las relaciones, pero aclaró que los medios han enfatizado demasiado en su buena voluntad, sin explicar que también hay otras medidas que podría tomar el presidente para vaciar de contenido el bloqueo y que, sin embargo, no ha implementado.

Por suerte, las transnacionales de la información se han desacreditado –acotó-, en parte por eso cada vez más personas visitan Cuba, porque dudan si será real esa imagen que les venden de una nación donde solo hay problemas económicos: casi siempre la idea que les han transmitido ni se compara con la hermosa experiencia de venir aquí.

La retórica diplomática de las potencias occidentales reitera que Cuba debe abrirse al mundo, pero nadie menciona que el mundo debe abrirse a Cuba –subrayó-, que en realidad, siempre ha estado dispuesta a relacionarse con cualquiera, solo pide que respeten su soberanía y su derecho a buscar su propio camino.

Salim Lamrani se doctoró en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos en la Universidad de La Sorbona y se ha especializado en el diferendo Cuba-EE.UU, tema acerca del cual ha escrito una decena de libros.

3 comentarios

  1. Aristoteles Manani

    Este articulo/tweet esta un poco falto de sentido. Para empezar seria interesante saber cuales son las medidas que puede tomar el presidente de USA (sea quien sea) para irse por encima de una ley ya aprobada por el Congreso. El articulo dice que son muchas cosas las que puede hacer pero no menciona ninguna.

    Segundo, es irrisorio, pero desde Cuba no se puede subvencionar la oposicion interna de USA por la simple razon que esta oposicion interna la subvencionan los propios ciudadanos y a quien el parezca bien donar dinero al partido que sea.

    Sin ir mas lejos en estos momentos la oposicion interna de USA, o sea el partido republicano se esta gastando millones en anuncios de television para la proximas elecciones y lleva seis an~os diciendo lo que le da la gana del presidente Barack Obama sin importar si es verdad o no.

    O sea, que el solo hecho de pensar que es posible que desde Cuba se puede subvencionar la oposicion en USA es ridiculo. En USA la oposicion de hoy es el gobierno de man~ana y viceversa.

    • Solo existen cuatro aspectos en que el Presidente no puede actuar, pues requieren la acción congresional para su eliminación o modificación por estar regulados en leyes estadounidenses. El primero es la prohibición a subsidiarias de Estados Unidos en terceros países a comerciar bienes con Cuba, recogida en la Ley para la Democracia Cubana de 1992 (más conocida como Ley Torricelli). El segundo es la imposibilidad de realizar transacciones con propiedades norteamericanas que fueron nacionalizadas por nuestro país, lo cual está prohibido por la Ley Helms-Burton. Otras dos prohibiciones fueron incluidas en la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones del 2000, que impide a los ciudadanos estadounidenses viajar a Cuba con fines turísticos y obliga a nuestro país a pagar en efectivo y por adelantado por las compras de productos agrícolas en Estados Unidos.

      Fuera de estas cuatro restricciones amparadas en las leyes estadounidenses mencionadas, el Presidente puede acudir a sus prerrogativas ejecutivas para modificar la implementación de la política de bloqueo contra Cuba.
      Para más detalles, le proponemos acudir al artículo del que hemos tomado el anterior argumento: http://www.granma.cu/mundo/2015-02-10/lo-que-obama-puede-hacer-para-modificar-sustancialmente-la-aplicacion-del-bloqueo-contra-cuba

  2. El articulo es vacio en su contenido.
    Lo que no cuadre se debe plantear claro en las negociaciobes y a la corta o larga se resuelve.
    El mundo , incluido EU, apoyan todo paso para mejorar la situaciòn economica en la isla.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.