Cuba y EE.UU. acuerdan escenario para nueva etapa de acercamiento

El encuentro transcurrió en un clima profesional, respetuoso y constructivo. (Foto AIN)
El encuentro transcurrió en un clima profesional, respetuoso y constructivo. (Foto AIN)
Cuba y Estados Unidos acordaron en La Habana las funciones, el alcance y los temas a tratar en la comisión bilateral encargada de avanzar en el acercamiento entre los dos países.

En su primera reunión después de la reanudación de relaciones diplomáticas, el mecanismo creado el pasado 14 de agosto -durante la visita del secretario norteamericano de Estado, John Kerry- definió además la periodicidad de los siguientes encuentros, el próximo en noviembre de este año, según lo anunciado aquí.

La delegación cubana estuvo presidida por la directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, mientras la visitante la encabezó el subsecretario adjunto para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee.

De acuerdo con Vidal, el encuentro transcurrió en un clima profesional, respetuoso y constructivo.

Es importante señalar que definimos la agenda, la cual abarcará tres áreas de trabajo en los próximos meses, precisó a periodistas nacionales y extranjeros convocados a la Cancillería de la isla para ofrecerles detalles de la reunión de esta mañana.

La funcionaria explicó que un primer bloque tiene que ver con la cooperación bilateral en sectores de interés mutuo como la protección ambiental, la prevención de desastres naturales, la salud, la aviación civil y la aplicación y el cumplimiento de la ley, incluyendo el combate al tráfico de drogas y de personas.

Un segundo grupo comprende cuestiones de carácter bilateral, en las que ambos países difieren en cuanto a las concepciones, entre ellas la trata de personas y los derechos humanos, y otras de impacto multilateral, como el cambio climático y el enfrentamiento a epidemias y pandemias, dijo.

Vidal comentó a la prensa que el tercer bloque de temas se refiere a los asuntos pendientes de solución, con destaque en un principio para el relacionado con las compensaciones.

Cuba demanda reparaciones por los daños humanos y económicos causados al pueblo de la isla por las políticas aplicadas durante más de cinco décadas desde Washington, que incluyen el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la mayor de las Antillas.

Por su parte, en Estados Unidos existen reclamaciones por propiedades norteamericanas nacionalizadas en Cuba.

En el encuentro de este viernes, las partes también discutieron el tema de la protección de marcas y patentes, un área en la cual la isla ha sufrido agresiones, como el uso irregular en suelo norteño de la marca de ron Havana Club.

Según Vidal, durante la reunión, la delegación anfitriona reiteró la necesidad del levantamiento del bloqueo, la devolución del territorio ocupado por la base naval en Guantánamo, el cese de las transmisiones ilegales de radio y televisión y la eliminación de los programas subversivos contra Cuba, claves para la existencia de vínculos bilaterales normales.

El 17 de diciembre del año pasado, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaron el comienzo de un proceso de acercamiento, que llevó al restablecimiento en julio de este año de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas, paso inicial en lo que se ha definido como un largo y complejo camino hacia la normalización de nexos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.