Cultura en las comunidades espirituanas

Artistas aficionados, instructores de arte y personal de apoyo de la Casa de Cultura en Sancti Spíritus se presentan en barrios urbanos y rurales del municipio durante el verano.

sancti spiritus, casa de la cultura,  artistas aficionados, artes plasticas
Durante el verano se incrementan las actividades desde el portal de la Casa de Cultura. ( Foto: Vicente Brito / Escambray)

En los días de verano, desde cualquier arteria de la vieja villa espirituana que conduce al parque, se escucha la música de moda, de otras décadas y de otras nacionalidades, que como un eco irradia de la Casa de Cultura Osvaldo Mursulí.

Y es que estamos en el período estival, durante el cual se han incrementado las actividades recreativas en esta institución, responsable de promover proyectos, realizar presentaciones con el amplio caudal de artistas aficionados y desarrollar propuestas para atraer al público de diferentes edades, incluso al turista que pasa por el lugar.

El antiguo edificio enclavado en la esquina de la calle Máximo Gómez saca de su interior un amplio programa festivo, previsto con anterioridad, no solo para mostrarlo en el recinto, sino para llevarlo a cuánta comunidad pueda llegar durante julio y agosto.

Ireysi Consuegra Andrades, directora en funciones de la Casa de Cultura de la ciudad cabecera, explicó a Escambray que cuentan con una brigada artística que agrupa todas las manifestaciones: Música, Literatura, Danza y Artes Plásticas, la que cada miércoles visita un lugar diferente.

“Nos convertimos en protagonistas de la recreación en los barrios —explica Ireysi— porque llevamos el arte hasta sitios apartados del campo y la ciudad. Como cada año, a nuestra brigada se suman también el Inder, la biblioteca, los museos y los instructores de arte, pero en ocasiones asisten artistas profesionales que responden a nuestra invitación. En esta etapa recorreremos zonas del Plan Turquino, así como Las Tosas, Guasimal y Tunas de Zaza, entre otras”.

Dentro de la propia Casa de Cultura de Sancti Spíritus, Osleivi Aquino Jiménez, el programador, lleva las riendas de todas las actividades, tanto de la etapa estival como las que se realizan en el centro durante todo el año.

“A diferencia de otros veranos —alega Osleivi—, en este hemos contado con grupos de música tradicional y de rock que hacen sus presentaciones en vivo, lo que resulta más atractivo para los espectadores, así como con agrupaciones de bailes populares y de danza, pero el primer sábado de cada mes iniciamos también una nueva propuesta denominada Rompiendo la rutina, que se incluye con un espectáculo variado, dedicado a los jóvenes, con solistas, desfile de modas, secciones de participación”.

La Casa de Cultura cuenta esta vez con proyectos que ponen a prueba la capacidad creadora de sus organizadores. Tal es el caso de Veraneando, destinado a los niños, con una mayor incidencia en el teatro y la música; aunque en sentido general, hay ofertas para todos los gustos.

“Los adultos también tienen su espacio con la peña denominada Entre boleros y canciones o la del Charro Montero, dedicada a la música mejicana, pero están las Tardes de la Década Prodigiosa, con Pedro Reyes y su grupo, o la Noche de Cañambrú, que trae puestas en escena del teatro y el desarrollo de velorios que llegan al rescate de nuestras tradiciones culturales”, aclara Osleivi.

Mairielys González Vega, presidenta de la Brigada de Instructores de Arte del municipio, explica que 150 jóvenes pertenecientes a esta fuerza están vinculados al verano. “De lunes a viernes tenemos actividades —dice—, por lo que hemos concebido un espectáculo variado para cada lugar, pero este año los instructores de Artes Plásticas dejan su huella en las comunidades que visitemos. ¿Cómo?, pintando un mural, un cartel o una obra que perdure, la cual entregamos como regalo para que nos recuerden”.

Acostumbrados como están a desandar hasta los más recónditos parajes, muchos de estos jóvenes se unen, igualmente, a la Guerrilla Provincial 50 Aniversario, con visitas a los municipios, una experiencia que, según muchos de ellos, los motiva por el vínculo directo con las personas.

Pero están inmersos también en recorridos por los centros asistenciales del territorio, como: el Hospital Pediátrico, el Hospital de Día, la Casa del Abuelo, los Hogares de Impedidos Físicos, de Ancianos y de Niños sin Amparo Familiar.

“Nosotros no pedimos audio—dice Mairielys—, porque hacemos las presentaciones con guitarras, utilizando nuestros propios recursos, si la grabadora no funciona, entonces el instructor de Música canta y el de Danza hace la corografía, mientras los demás desarrollan sus talleres”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.