Dos espirituanos en el top ten

Pedro de Jesús y Sindo Pacheco, entre los mejores autores del año según la crítica especializada.

sancti spiritus, literatura, pedro de jesus lopez acosta, centro cultural dulce maria loynaz, instituto cubano del libro
Pedro de Jesús fue laureado con Imagen y libertad vigiladas. Ejercicios de retórica sobre Severo Sarduy.

Dos de los 10 mejores textos publicados en Cuba durante el 2014 fueron de autores espirituanos: Imagen y libertad vigiladas. Ejercicios de retórica sobre Severo Sarduy, del reconocido narrador, poeta y ensayista fomentense Pedro de Jesús López Acosta, y Un pie en lo alto y otras encerronas, del también multilaureado Gumersindo (Sindo) Pacheco, escritor de Cabaiguán que actualmente reside en Estados Unidos.

La selección no es fortuita: ambos títulos recibieron el premio anual de la crítica que convoca el Instituto Cubano del Libro a través del Centro Cultural Dulce María Loynaz y que otorga un prestigioso jurado a las obras más importantes publicadas por las casas editoriales cubanas.

Particularmente emocionado se declara Pedro de Jesús, quien señala además la relevancia de un premio al que no nomina el propio autor, sino un grupo de reconocidos especialistas, y que implica la reedición del texto, del cual en un primer momento se publicaron solo 1 000 ejemplares.

El agasajo para Imagen y libertad vigiladas… se veía venir, toda vez que el ensayo ya había conquistado con anterioridad el Premio Alejo Carpentier 2014 y el que confiere la Academia Cubana de la Lengua correspondiente al 2015.

Un pie en lo alto y otras encerronas, por su parte, incluye 15 relatos que Sindo Pacheco ha venido escribiendo en los últimos 20 años, la mayoría de los cuales están ambientado en la isla, exceptuando el que le da título al libro, que transcurre en los Estados Unidos, pero cuyos personajes son igualmente cubanos, según declaraciones vía correo electrónico del escritor a Escambray.

También estimulado con el reconocimiento, Pacheco califica el de la crítica como un premio de premios y confiesa su satisfacción al conocer la noticia. “Doy las gracias al jurado, a la Editorial Letras Cubanas por incluirlo en su catálogo, y a aquellas personas que consideraron que mi libro de cuentos era bueno”, acota.

Esta es la segunda vez que el cabaiguanense se lleva al agua el premio de la crítica; la primera fue en 1994, con su paradigmática novela María Virginia está de vacaciones, que mereció ese año el Casa de las Américas.

En esta oportunidad el jurado —presidido por Francisco López Sacha, e integrado además por Luisa Campuzano, Denia García Ronda, Reynaldo González, Ricardo Riverón, Atilio Caballero y Norge Espinosa— otorgó el galardón en los géneros de ensayo, poesía, novela, cuentos, literatura para niños y teatro.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.