Eliminan tendederas en el Escambray espirituano

Durante el año en curso quedarán eliminadas en la provincia más de una veintena de tendederas, lo cual mejorará el servicio a cientos de familias en comunidades rurales y del Plan Turquino.

santi spiritus, trinidad, plan turquino, empresa electrica, electricidad
Linieros del municipio de Trinidad laboran en pos de eliminar parte de las tendederas existentes en el Plan Turquino. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Por la carretera que va a Limones Cantero apenas se ve una parte del caserío; a la izquierda sobre riscos unas pocas viviendas indican que por allí vive alguien; a la derecha después de una escondida pendiente voces campesinas rompen el silencio para avisar que esa parte del lomerío también está habitada.

Después de 56 años a Margarita García no le molesta vivir tan lejos, allí ha estado toda la vida, en Casa de Tabla, una ranchería donde nunca había llegado la corriente eléctrica hasta que un buen día, de un lado y de otro de la carretera, aunque sabían que no era lo correcto, decidieron conectarse a una tendedera, instalación eléctrica insegura, ideada por personas no calificadas, con medios no apropiados y sin garantías de estabilidad de voltaje.

Según los especialistas, entre sus efectos negativos sobresalen las pérdidas que ocasiona, daños a los transformadores por no tener en cuenta la capacidad de carga asimilable de viviendas y los conocidos bajos voltajes, lo que conduce en el mayor de los casos a cortocircuitos, roturas de equipos electrodomésticos y otros inconvenientes.

“Pues así llevamos muchos años e incluso está legalizada y tiene un contador colectivo para unas cuantas casas y es verdad que resolvimos, pero también nos trae grandes problemas de bajo voltaje porque hay un horario donde no se pueden poner las ollas y con las hornillas el problema se complica porque hay que esperar que la quite una familia para que otra la pueda usar”, explica Margarita.

ELÉCTRICOS DESANDAN LOS MONTES

A partir de un programa que comenzó este año y debe extenderse hasta el 2016, la Empresa Eléctrica en Sancti Spíritus se propuso, a través de un amplio programa inversionista, eliminar 139 tendederas en toda la provincia con el objetivo de elevar la calidad de los servicios, fundamentalmente en zonas rurales.

“El compromiso para este año es suprimir 22 de esas conexiones ilegales que deben beneficiar a cerca de 500 viviendas de varios municipios”, precisó el ingeniero Reinier Hernández García, especialista en redes y sistemas de la entidad, quien a su vez explicó la imposibilidad de ejecutarlas todas al mismo tiempo, entre otras razones, por la capacidad financiera y de recursos como conductores eléctricos, transformadores, metro-contadores de energía y cables tensores, actualmente deficitarios en el país.

Hasta la fecha ocho de las previstas en el programa de mejoras de la Empresa Eléctrica para el 2015 ya están concluidas y favorecen a 178 núcleos familiares, otras están en fase de ejecución.

“En estos meses se han podido beneficiar algunos asentamientos del Plan Turquino como Manzanillo y Batey Jiménez, en Fomento; Manacas, en Trinidad, y otros en zonas como Hatico y Seibacoa, en Cabaiguán; los asentamientos de la Empresa Pecuaria Managuaco y El Salado, en Sancti Spíritus, además de Los Güiros, en La Sierpe, donde las familias confirman la estabilidad y calidad de un servicio que a partir de ahora les permite emplear los medios de cocción del programa energético. Simultáneamente, las brigadas de este municipio trabajan también en las comunidades de Camilo-Fidel, cercana a La Pedrera, El Amparo, en FNTA y El Campesino, en la salida de Trinidad vía Cienfuegos ”, precisó el directivo.

DE MANACA A LIMONES CANTERO

Desde un viejo poste y por debajo de la línea principal brota todo un andamiaje de cables que alimentan ocho viviendas en Limones Cantero e igual cifra en el camino a Polo Viejo, en el Escambray trinitario. En todo ese tramo dos cuadrillas de la Empresa Eléctrica de Trinidad, junto a vecinos como William Rojas, abrieron huecos y “sembraron” postes a mano.

Apenas se conectaron al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) 14 familias de un asentamiento en Manaca-Iznaga, cuando casi sin tomar aliento los mismos hombres, con Joel Gallardo Boggiano al frente de la brigada, se lanzaron a deshacer, a punta de barreta, otra cablería colgante en pos de instalar los más de 3 kilómetros requeridos para una nueva conductora con todas las de la ley.

“Lo más difícil fue abrir los huecos de metro y medio cada uno, lo demás, colocar conductoras y líneas, acometidas individuales, metro-contadores y transformadores fue menos engorroso”, acota Gallardo.

Mientras el sol del mediodía quema las espaldas, la docena de hombres sigue trabajando, sin pensar en los recursos que se dificultan o la falta de estímulos que a veces no se corresponden con el esfuerzo, pues saben que los inconvenientes quedarán en el camino cuando la luz llegue con más energía a esos parajes de Dios.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.