Envía Raúl Castro condolencias a familia del pastor Sergio Arce

La misiva fue leída en un servicio memorial efectuado en la Iglesia Presbiteriana Dora Valentín de Varadero.
La misiva fue leída en un servicio memorial efectuado en la Iglesia Presbiteriana Dora Valentín de Varadero.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, envió un mensaje de condolencia a los familiares del Pastor Emérito de la Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba (IPRC) Sergio Arce Martínez, quien falleció el 25 de agosto.

La misiva, dirigida a Nacyra Gómez, viuda, y los hijos, Reinerio y Dora Arce Valentín, fue leída en un servicio memorial efectuado este viernes en la Iglesia Presbiteriana Dora Valentín de Varadero, localidad a 140 kilómetros al este de La Habana.

La ceremonia religiosa en recordación del presbítero incluyó la lectura de textos enviados desde distintos países en evocación de una personalidad, “conocida en Cuba y el mundo por su quehacer teológico y gran cubanía”.

También se conocieron testimonios sobre Arce Martínez de la IPR Dora Valentín, del Prebisterio de la provincia de Matanzas, del Seminario Evangélico de Teología (SET), movimiento ecuménico y el Sínodo de la IPRC.

Otros testimoniantes fueron de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y del Parlamento cubano, donde Arce Martínez fue diputado durante tres legislaturas entre los años 1998 y 2008.

Arce Martínez dirigió de 1969 a 1984 el SET en Matanzas, como líder ecuménico fue miembro de la Junta Directiva del Consejo de Iglesias de Cuba y director de su Centro de Estudios, y autor de numerosos libros, artículos y ensayos.

También ocupó diferentes responsabilidades en su Iglesia y en la Conferencia Cristiana por la Paz, promovió encuentros de solidaridad a favor de Cuba y de los pueblos latinoamericanos, e iniciador en 1975 de los talleres Cristianos por el Socialismo.

Arce Martínez tenía al morir 91 años, y por voluntad propia su cadáver fue cremado.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.