Envía Raúl condolencias a Rusia tras catástrofe aérea

El presidente de Cuba, Raúl Castro, expresó sus más sentidas condolencias a su par ruso, Vladimir Putin, por la pérdida de vidas humanas que provocó la catástrofe del avión Air Bus 321.

Banderas de Cuba y Rusia. (Foto: Archivo)
Banderas de Cuba y Rusia. (Foto: Archivo)

La nave -de la compañía Kogalymavia- cubría la ruta Sharm el-Sheij-San Petersburgo el pasado sábado 31 de octubre, donde fallecieron 224 personas.

El mandatario cubano pidió hacer extensivas sus condolencias a los familiares de las víctimas del trágico accidente, precisa una nota del sitio digital Cubaminrex.

Restos del avión ruso Airbus A321 accidentado en Egipto.
Restos del avión ruso Airbus A321 accidentado en Egipto.

Dicho aparato se estrelló al amanecer del sábado en la península de Sinaí, unos 20 minutos después de despegar del balneario egipcio de Sharm El Sheikh.

El presidente Vladimir Putin exigió una investigación exhaustiva de lo que calificó una gran tragedia para su país y mostró interés en la ayuda social, psicológica y emocional a las familias de las víctimas.

Cuba expresa condolencias a Rusia

Cabrisas firmó el libro de condolencias abierto en la embajada de Rusia en La Habana.
Cabrisas firmó el libro de condolencias abierto en la embajada de Rusia en La Habana.

El vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas, expresó la solidaridad del pueblo y gobierno cubanos a Rusia, tras el accidente de una nave aérea de pasajeros de ese país el pasado sábado.

Al firmar el libro de condolencias abierto en la embajada de esa nación euroasiática en La Habana, Cabrisas hizo extensivo el pésame a los familiares de los más de 200 viajeros y siete tripulantes fallecidos en la tragedia.

El embajador de Rusia, Mijail Kaminin, recibió al dirigente, quien asistió acompañado por el vicecanciller cubano Rogelio Sierra, y Elio Rodríguez Perdomo, director de Europa y Canadá del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.