Estudian barrera coralina del litoral sur trinitario

La caracterización demuestra el buen estado de conservación de la barrera de arrecifes en los 18 puntos de buceo contemplativo.

sancti spiritus, trinidad citma, arrecifes, medio ambiente
La abundante colonia de corales resalta entre los rasgos llamativos de esas áreas marinas. Foto: Igor Jiménez)

Especialistas en el ambiente marino de varios centros élites del país acometieron la caracterización inicial del estado de conservación de la barrera de arrecifes del litoral sur de Sancti Spíritus, específicamente en los 18 puntos destinados al buceo contemplativo como parte de la operación turística en la península de Ancón y áreas adyacentes.

La bióloga Yessica Portal Ríos, del Centro de Servicios Ambientales, perteneciente el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en el territorio, comentó a Escambray que por primera vez se realizaron estudios de tal alcance, los cuales permitieron observar 43 especies de corales, cifra equivalente al 90 por ciento del total de colonias reportadas para Cuba y de ellas 41clasificadas en algún régimen de protección, con determinada categoría de especie amenazada, según organismos nacionales e internacionales ocupados en la faenas de la conservación.

Destaca la especialista que la zona marina centro-sur del macizo Guamuhaya abarca un sector de plataforma muy pobremente investigado, a la vez que recientemente se han realizado algunas indagaciones que demuestran la presencia de índices ecológicos y parámetros inusuales de bienestar y salud respecto al estado actual de las formaciones coralinas del Gran Caribe.

“El área estudiada presenta elevadas tasas de reclutamiento coralino y valores de porcentaje de cubrimiento de coral vivo, comparables con la cobertura coralina reportada para el arrecife de Punta Francés, en la Isla de la Juventud; hasta tres órdenes de magnitud superior al obtenido en el sitio de buceo de Santa Lucia, Camaguey, hasta seis veces mayor a los valores determinados en el archipiélago de los Colorados, en Pinar del Río y otros muy por encima a los admitidos para otras regiones del Caribe y de Cuba”, explicó.

Señala que un propósito esencial era conocer el estado de conservación de la barrera de coral a partir del índice de biodiversidad y llama la atención la abundancia de especies de coral poco comunes, reportadas en otras zonas, además de la riqueza en cuanto a colonias de esas formaciones, no así de peces por ser un área sometida a la pesca.

Agrega la especialista que para ser una barrea coralina abierta, sin ninguna restricción, exhibe un favorable estado, de ahí la utilidad de profundizar en el estudio de los valores de biodiversidad marina presentes en el área con vistas a su identificación como una zona que necesita algún grado de protección y manejo, a fin de establecer un sistema de explotación de los recursos que sea sostenible y compatible con el medio ambiente, sin que se vean afectado los valores para la actividad turística que se realiza en la costa sur trinitaria.

La barrera de arrecifes deviene hábitat, fuente de alimentación y refugio de una gran diversidad de especies del mar y, además, actúa como barrera natural que disminuye la energía procedente de las olas para que lleguen con menor intensidad a la línea costera.

“Es un privilegio natural contar con esa barrera de coral que, en el caso de Ancón, dio pie a la formación de la playa, pero se trata también de identificar los factores naturales y antrópicos —el hombre— que de una forma u otra interfieran en el buen funcionamiento del ecosistema marino-costero y brindar posibles soluciones a los problemas señalados”, subraya.

En los estudios, realizados en los períodos de lluvia y seca durante los años 2013 y 2014, respectivamente, participaron, además de la parte espirituana, especialistas del Centro de Investigaciones Marinas, de la Universidad de La Habana, del Centro de Estudios Ambientales, de Cienfuegos y buzos de la Marina Marlin, en Trinidad.

Toda la información recopilada sobre el estado que presentan estas formaciones marinas, unido a la baja incidencia de afectaciones por enfermedades y blanqueamiento, hacen de este lugar un sitio importante para el estudio de la barrera coralina y su afectación y/o resilencia ante el cambio climático global, subrayó Yessica Portal.

2 comentarios

  1. Haber Marito para responderte tu comentario, soy Yessica Portal Rios y pertenezco al Centro de Servicios Ambientales, si lees bien el reportaje, en el se aclara que fue un estudio realizado entre tres instistuciones el centro de servicios ambientales de cienfuegos, el centro de investigaciones marinas y nosostros el centro de servicios ambientales, nadie se esta anotando puntos que no nos pertenezcan. Pregunto, y usted quien rayos es que no sabe de lo que está hablando?? Creo que debería remitirse a la dirección del centro en Sancti Spíritus, o del propio CEAC en Cienfuegos para que se actualice y no hable lo que no conoce

  2. Por lo que dice ahi tal parece que fueron los espirituanos quienes lo hicieron sin embargo fuimos nosotros los cienfuegueros quienes hicimos ese trabajo, y cuando lo hicimos esa compañera ni trabajaba en el Centro de Sancti Spiritus. Me parece que se están anotando puntos que no les pertenecen. Por gusto.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.