Inundada de recuerdo sobrevive la casa de los refranes de Sancti Spíritus

sancti spiritus, periodistas, tomas alvarez de los rios, refranes
Tomás Álvarez de los Ríos coleccionó en las paredes de su casa cerca de 6 000 dichos y refranes. (Foto: Nelson Martín Alonso / Oncuba)

Es mejor refrán en mano que cientos volando. El peligro de perder la tradición oral pudo ser esa la causa para que un cubano, nacido en el año 1918 en Guayos, provincia de Sancti Spíritus, se dedicara a recopilarlos y verlos, además, como una propuesta estética.

Tomás Álvarez de los Ríos empezó el empeño de construir su casa para dichos y frases en 1985 y coleccionó incrustados en las paredes cerca de 6 mil. Las tablillas de barro las encargó expresamente para copiar sobre ellas proverbios y sentencias populares que adornarían su vivienda. Tomás disfrutó su hogar hasta que falleció el 7 de noviembre de 2008, con nueve décadas vividas y bien aprovechadas.

(Por: Lídice Fernández Espino, de Oncuba)

El también periodista contaba que se decidió a hacer tamaña idea luego de leer la obra cumbre de Miguel de Cervantes. Si nos detenemos a leer “El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha”, nos topamos con aquel parlamento del caballero: “¿De dónde sacas tantos refranes, maldito? Yo para hacer uno sudo como si cavase y tú los tienes a granel. Me atormentas, Sancho”.

La grandeza del caballero y la humildad del escudero se unieron en Sancti Spiritus en un mismo ser.

“Las Farfanes”, “Candelaria”, “Los triángulos del amor”, “Tronco, ramas y raíces” y “Esos carreteros” fueron las novelas que escribió Tomás aunque no se conformó con eso. Como mismo no le gustaban las paredes desnudas de su casa y las llenó de refranes, odiaba ver una hoja en blanco y escribió, además, testimonios y novelas. Los personajes que construyó en su producción literaria llevan las manos llenas de sus saberes, aquellos que vienen de la sabia que le obligó a beber la penuria de su infancia y juventud.

“La casa de los refranes” es místico lugar, que aunque no sea único en el mundo sí lo es en Cuba. Ubicado a la entrada de la ciudad de Sancti Spíritus, por la carretera Central, a 350 kilómetros de La Habana; su techo queda a ras de la vía y está rodeado de árboles. El tiempo también se acuerda de ella.

sancti spiritus, tomas alvarez de los rios, refranes, periodistas, literatura
Los adornos de la casa son el resultado de la búsqueda incesante de su dueño, Tomás Álvarez de los Ríos. (Foto: Nelson Martín Alonso / Oncuba)

Los adornos de la casa son el resultado de la búsqueda incesante de su dueño que aclaró en muchas entrevistas que los refranes nacen del habla popular. Siguiendo ese camino uno se encuentra con el resultado de esta mezcla de raza que somos, y es riquísimo acervo si a refranes, frases o sentencias se hace alusión.

Inundada de recuerdo sobrevive la casa de Tomás Álvarez de los Ríos. Allí está con sus paredes “sentenciadas”. Este antojo le traía la pregunta obligada en cada entrevista: ¿por qué dedicarse a esto? Como era de esperar la respuesta estaba en uno de los tantos refranes: “En este mundo de quimeras cada cual come la mierda a su manera”.

sancti spiritus, tomas alvarez de los rios, periodistas, literatura, refranes
La casa de los refranes es místico lugar es la única de su tipo en Cuba. (Foto: Nelson Martín Alonso / Oncuba)
sancti spiritus, tomas alvarez de los rios, periodistas, literatura, refranes
La casa de los refranes es místico lugar es la única de su tipo en Cuba. (Foto: Nelson Martín Alonso / Oncuba)
sancti spiritus, tomas alvarez de los rios, periodistas, literatura, refranes
La casa de los refranes es místico lugar es la única de su tipo en Cuba. (Foto: Nelson Martín Alonso / Oncuba)
sancti spiritus, tomas alvarez de los rios, periodistas, literatura, refranes
La casa de los refranes es místico lugar es la única de su tipo en Cuba. (Foto: Nelson Martín Alonso / Oncuba)

4 comentarios

  1. Tomás Álvarez fue un amigo entrañable de mi padre y recuerdo que al visitarlo siempre nos brndaba el guarapo bien frío que él mismo hacía en su trapiche con la caña sembrada en el patio. También coleccionaba artículos usados por los esclavos como grilletes, campanas antiguas, etc. Los ladrillos donde se encuentran los refranes fueron moldeados con el barro por sus manos. Es imperdonable no conservar este lugar para la historia de los espirituanos y poder llevar a nuestros hijos allí para que conozcan de este humilde hombre de letras.

  2. CREO QUE A TOMÁS NO SOLO LO IDENTIFICA ESTO QUE SE HA MENCIONADO TAMBIEN FUE DELEGADO A LA ASAMBLEA PROVINCIAL DEL PODER POPULAR Y HABIA QUE OIRLO DEFENDIENDO AL PUEBLO ,FUE UN HOMBRE DE BIEN Y UN PARADIGMA EN SS ,TODO LO QUE SE HAGA PARA RECORDARLO SERA POCO .

  3. neisy Ramos Gonzalez

    Es una lastima que la casona vieja está destruida y no se hace nada, Tomas Albarez de los Rios fue una persona tan dulce, buena y cariñosa y que no se tenga en cuenta mantener esos recuerdos que nos dejo tan lindos
    Por que no rescatar lo bueno que tenemos de historia los Espirituanos, restaurar la casa y tenerla como Museo y así todo el mundo puede visitarla y reírse de los dicharachos incrustados en esas tablillas de barro que le aseguro que les van a gustar.
    Y por que no mencionar que con el dinero recaudado con el libro Las Farfanes lo donó para construir la Escuela Primaria 21 de diciembre en la localidad de Guayos barrio Cantarrana comprándole también una banda de música en la que participamos muchos de los niños que pertenecíamos a ella.

  4. PERIODISTA TENIA ENTENDIDO QUE LA CASONA VIEJA DE LOS REFRANES ESTABA EN MAL ESTADO DE CONSERVACION, SE MANTIENE ASÍ O HAN HECHO ALGO PARA QUE NO SE PIERDA ESE MISTICO LUGAR Y LA MEMORIA DE UN ESPIRITUANO, DE UN CUBANO DE LOS DE VERDAD.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.