Las páginas de Gaudencio

Un ganadero de La Sierpe, Gaudencio García Meneses,  representará a la provincia en el XI Congreso de la ANAP

sancti spiritus, la sierpe, anap, congreso de la anap, ganaderia

Campesino de cuna, militar de profesión, Gaudencio García Meneses llena el expediente de su vida con una obra de trabajo al servicio de la Defensa del país, sin embargo a partir del 2009 incorpora a dicho documento la página de usufructuario de la tierra que lo ha llevado en pocos años a recibir un mérito fraguado en los potreros de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Ernesto Che Guevara: primer delegado directo de Sancti Spíritus al XI Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), a celebrarse en mayo próximo.

Tras 29 años de servicio en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) vinculado principalmente al campo de la aviación, que incluyó el aporte internacionalista en Angola, Gaudencio no se sentó a disfrutar de la jubilación, pues en el diseño de su vida los planes estaban definidos, quizás porque heredó de su padre algo más que el nombre: su inspiración agraria.

“Siempre dije que cuando me licenciara de las FAR viraba para el campo; nací en Recurso y siendo militar mantuve lazos fuertes con la tierra. Se dio una situación familiar con mi papá, la afectación de la vista le impedía montar a caballo, atender el ganado y mis otros hermanos están inmersos en el cultivo de arroz”.

Beneficiado con la entrega de tierra en virtud del entonces Decreto-Ley No. 259, el campesino no cambió de traje, más bien de ropa de trabajo, por eso el uniforme militar, con los grados de teniente coronel, cuelga en un perchero, “listo para cuando tenga que usarlo”.

¿Por qué la ganadería?

Es lo que me gusta, aunque no sé mucho, pero se va aprendiendo con el roce diario, y el interés es fundamental. El rebaño sobrepasa las 250 cabezas porque también cebamos toros; aquí toda la leche va para el termo, el año pasado entregamos 39 572 litros, 22 000 por encima del plan.

¿Qué sustenta tal sobrecumplimiento?

El sudor es lo que más leche da, aprovechamos todas las oportunidades de pastorear en las áreas de arroz de otros campesinos de la CCS que están vacías, así hemos salvado el ganado en la seca y cuando aprieta el zapato, tenemos caña y king grass de reserva; mire, la caña no se le da al que no la siembra.

En el manejo vacuno, ¿qué parte es más difícil?

El pastoreo diario, es algo muy serio, estás colindando con tierras de arroz, hay que tener mucha responsabilidad, aunque todo en la ganadería lleva trabajo. Otro frente es no descuidar el control de la masa, marcar el ternero desde que nace, inscribirlo; no me hace falta que venga la cooperativa a contarme las cabezas, porque ganado sin control, es ganado perdido.

¿Cuánto de la experiencia militar aplicas ahora?

En las FAR me hice revolucionario, adquirí disciplina, formación política; fue un cambio brusco pasar de militar a ganadero, pero el ordeño no lo dejé nunca, venía a la casa del viejo y pastoreaba. Estando en las FAR tenía en la computadora el registro de las vacas y sus nombres; aquí, prácticamente todos los números de la finca los llevo yo.

¿Cómo fue el estreno de campesino?

Lo primero fue comprarme una buena bestia, te ayuda a trabajar, a resolver problemas, también la montura y crear condiciones. Ordeño 10 o 12 vacas todos los días, papi, aunque ve poco, también ordeña esa cantidad y nos ayuda un vaquero; las más difíciles, resabiosas, las cojo yo, en esa lista está Mastrera, una vaca violenta, da un cubo de leche, pero no se deja ordeñar por más nadie.

¿Te sorprendió la elección de delegado directo?

Muchos en la cooperativa pueden ocupar ese puesto, creo que si algún mérito hay en la elección es para la CCS, por las entregas de leche y arroz, porque lleva varios años sin delitos de hurtos y sacrificio de ganado. No lo tomo como algo personal, es un reconocimiento al colectivo de dirección, a mi familia, donde hay otros tres campesinos: mi papá Gaudencio García Padrón y mis hermanos Efrén y Maurilio.

¿Habrá licenciamiento del campo?

Nunca, después que hechas raíces no te vas fácil. Viví en Santa Clara, tengo casa en Sancti Spíritus y mira dónde estoy, en Recurso. Para mí lo más escaso es el tiempo, soy el secretario del núcleo del Partido en la CCS y no puedo dejar de trabajar para cumplir con esa tarea, o al revés; hay que sacrificarse para hacer las dos cosas, a veces estoy pastoreando y tengo un documento del Partido arriba, lo leo, lo estudio; todo está en multiplicarse y cumplir.

One comment

  1. Saludos mi comentarios es q en el municipio de taguasco tambien existe un ganadero q espera por un reconocimiento solo salir en periodico para q sus logros se conoscan en toda la provincias porque no se le entrevista sera por reconocer a Jervaci Edilio cañizarez cañizarez vive en la finca la Aurora en la nueva La Amistad seria un elogio para un campesino como es ese hombre que lo a dado todo por el pueblo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.