Los latigazos del cáncer

Este mal constituye la primera causa de muerte en Sancti Spíritus, que se ha convertido en la tercera provincia con mayor número de fallecidos por tumores malignos en Cuba. Escambray se acerca al tema

sancti spiritus, cancer, salud publica, hospital provincial camilo cienfuegos

El cáncer no da tregua. A pesar de tanta ciencia y dinero invertido, el número total de casos continúa aumentando y se mantiene entre las principales causas de muerte en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, este proceso de crecimiento y diseminación incontrolados de células puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo. Muchos tumores podrían prevenirse y un porcentaje importante curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, especialmente si se detectan en una fase temprana.

Las estadísticas del Centro Provincial de Higiene dan cuenta de que en Sancti Spíritus la tasa de mortalidad por tumores malignos supera la media nacional y el territorio se ha convertido en la tercera provincia con mayor número de muertes por cáncer en Cuba, donde por cierto también se reporta una cantidad creciente de pacientes con este mal, pero no como una epidemia, sino como resultado del envejecimiento poblacional y de que los enfermos con tumoraciones viven cada vez más tiempo.

Escambray se acerca a esta cruda realidad a través de las respuestas de la doctora Sahyris Torres, especialista del programa que atiende esta patología en la Dirección Provincial de Salud: “Desde el 2012 el cáncer pasó a ser la primera causa de muerte aquí. El 2014 cerró con una tasa de 215.5 fallecidos por cada 100 000 habitantes con 16.6 años de vida potencialmente perdidos”.

Personas jóvenes también mueren de cáncer; según sus análisis, ¿qué edades lo padecen con más frecuencia?

Está en todas las edades. Según la dispensarización al cierre del pasado año, aquí viven con esta enfermedad 4 564 pacientes, incluidos 80 niños a los cuales se les mantiene un seguimiento médico integral y se atienden centralizadamente en Villa Clara y en La Habana.

¿Cuáles carcinomas padecen más los espirituanos?

De piel, bronquio y pulmón, mama, cérvico-uterinos, próstata y colon.

¿Qué tumores matan a más personas en la provincia?

En el caso de los hombres, la mayor mortalidad es por cáncer de pulmón, próstata y colon. Las mujeres fallecen más por tumores de pulmón, colon, mama y cérvico-uterinos.

Del total de fallecidos por cáncer, los tumores prevenibles representan el 54 por ciento, ¿qué acciones y estrategias concretas despliega Salud en la pelea contra el cáncer?

Tenemos un sistema estratégico que comienza en la atención primaria con acciones de educación y promoción, prevención, asistencia médica, rehabilitación y cuidados paliativos. Es muy importante la prevención para llegar a un diagnóstico precoz de la enfermedad y así tener más posibilidades de curación y sobrevivencia.

Por ejemplo, contamos con una pesquisa activa para el cáncer de próstata con la realización del PSA (Antígeno Prostático Específico) a todo hombre mayor de 45 años con antecedentes familiares de este tipo de tumor y a los mayores de 50 años que se interesen por este examen, presenten o no la sintomatología ordinaria. Esta posibilidad se encuentra disponible en cada uno de los municipios.

También en todos los territorios para detectar el cáncer de colon se realiza un test que determina la sangre oculta en las heces fecales en las personas mayores de 50 años. Queremos pesquisar al total de la población, pero en muchos casos existe desconocimiento y desinterés. En los casos de tumoraciones de pulmón se mantienen las pesquisas a los pacientes con síntomas respiratorios sospechosos y en funcionamiento activo las consultas de cesación tabáquica.

A pesar de las campañas preventivas y de la existencia de consultas especializadas en el territorio muchas mujeres, incluso jóvenes, continúan falleciendo o acaban de diagnosticarse con tumores de mama o cérvico-uterinos.

Para el cáncer cérvico-uterino contamos con dos métodos de pesquisa: la prueba citológica en los consultorios para las edades entre 25 y 64 años; y las consultas municipales de patología benigna de cuello, que comenzaron en el 2012 para atender a las pacientes con leucocitosis a repetición, cervicitis, sangramientos intermenstruales o postcoitales o cualquier lesión visible a la hora del examen con espéculo. Somos los primeros en el país en contar con estas consultas en todos los municipios, donde disponemos de un video colposcopio para visualizar con mayor dimensión y en detalle el cuello del útero.

El cáncer de mama cada vez más personas jóvenes lo padecen y muchas llegan con estadios avanzados. Anualmente, el médico de la familia debe realizar un examen a toda mujer mayor de 30 años, pero muchas veces no se realiza y en otros casos las pacientes no quieren. También deben enseñarlas a hacerse el autoexamen en la casa, que es muy sencillo y no se interioriza su utilidad.

Usted ha enunciado programas, estrategias, pesquisas, pero el cáncer sigue avanzando.

Es cierto, por eso es importante insistir en la detección precoz y en medidas preventivas como eliminar el hábito de fumar; evitar las exposiciones al sol en los niños menores de dos años, bañarse en playas, ríos o piscinas en los horarios de la mañana o al atardecer, con sombrero y protector solar; utilizar condón para las relaciones sexuales; evitar el alcoholismo; mantener una dieta balanceada, rica en frutas y vegetales, evitar los alimentos irritantes y con colorantes; combatir la obesidad.

¿Cuánto invierte la provincia en la prevención y tratamiento del cáncer?

Eso es incalculable. Habría que sumar los medicamentos, la atención médica. Por ejemplo, solo para adquirir los kits que se utilizan en las pesquisas para el cáncer de colon se invierten anualmente 61 200 pesos y para hacer los PSA se gastan 69 120 pesos.

El cáncer se mantiene como la primera causa de muerte, sin embargo, se escucha hablar más de dengue, cólera, ébola: ¿nos acostumbramos a esta enfermedad o no se prioriza lo suficiente?

El cáncer tiene la primera prioridad, nos apoyan en todo este sistema integrado que existe para bajar la mortalidad. Nuestros directivos de Salud lo mantienen como una prioridad.

One comment

  1. MUY BIEN TODO LO QUE NOS EXPLICA LA DOCTORA, PERO SI HAY MUCHAS COSAS QUE LE FALTA A SALUD EL AMOR A SUS PACIENTE , AQUEL TERRENO QUE SE LE HACIA A CADA VIVIENDA SIN O CON ENFERMEDADES .
    TENGO UNA HERMANA QUE PADECE DE TIROIDE Y DESDE QUE EL DOCTOR CONDE SE TRASLADO PARA V.CLARA NO HA PODIDO ATENDERSE MAS FUE A PEDIR UN TURNO MEDICO Y LA MUCHACHA LE RESPONDIO QUE NO HABIA DE ESO HACE UHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ……… Y QUE ESE MEDICO SE HABIA IDO DE AQUI Y POR SUPUESTO NO HA PODIDO DAR CON UN MEDICO QUE LA ATIENDA ,ELLA ES DEL CAMPO Y ELLA NO SE OCUPA YA POR ESTOS MOTIVO POR SUPUESTO ELLA ES LA PERJUDICADA PERO HACE MUCHOS AÑOS EL MEDICO DE LA FAMILIA ERA UNA FAMILIA MAS PARA ESTOS TIPO DE CASO QUE LE DABA INSTRUCCIONES DE COMO HACER LAS COSAS Y HASTA ELLOS MISMO AVESE MANDABAN UN RESUMEN CON LA PACIENTE PERO DESGRACIADAMENTE ESO SE PERDIO Y QUE BONITO FUNCIOANABA TODO QUE AMOR ESOS MEDICO LOS QUE LLEGABAN A LAS COMUNIDADES QUE SE ACOGIAN COMO UNA FAMILIA MAS DEL BARRIO PERO BUENO YA CADUCO.
    A LO QUE ME REFIERO ES QUE AVESES LLEGAS AL HOSPITAL Y AUNQUE ESTES EN TIEMPO DE LOS PROBLEMA ENTRE UNA COSA Y OTRA SE TE PONE MALO EL DICHOSO PROBLEMA HAY QUE TRABAJAR CON AMOR SOLO CON LA SONRISA DE ESA PERSONA QUE TE VA ATENDER TE CURAS PERO YA ES TODO LO CONTRARIO VES EN LAS MISIONES HASTA DONDE VAN ESTOS MEDICOS CUBANOS A CURAR PACIENTE Y AQUI MUCHOS NO QUIEREN SALIR A UN CAMPO DE LOS DE NOSOTRO ¿QUE ESTARA PASANDO CON ELLOS? GRACIAS Y OJALA Y LAS INVESTIGACIONES PARA SALIR CON MAS SALUD SEA UN BUEN PROGRESO DE LAS BATAS BLANCA QUE ES LO QUE NOS HA ENSEÑADO NUESTRO LIDER DE LA REVOLUCION CUBANA FIDEL CASTRO RUIZ CON TODOS LOS DEMAS SEGUIDORES DE LA MISMA PATRIA SOBERANA.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.