Periódico de Sancti Spíritus

No más teléfonos, por ahora

En una brevísima misiva, Belkis Nápoles Cuéllar, residente en la calle Mirto No. 18 de la cabecera provincial, entre Carretera Central y Cabrera, expone una inquietud relativa a la instalación del servicio telefónico en su barrio de residencia.

“En todo el reparto Escribano y en el Toyo se han puesto más de 800 teléfonos, en tanto no se ha habilitado este medio de comunicación tan importante en esta zona de la calle principal donde vivimos. La respuesta que le dio Etecsa a nuestro delegado de circunscripción fue que quedamos fuera de ese proyecto. Yo quiero que me den respuesta a mí y a los demás vecinos de la calle Mirto que están en la misma situación…”.

De acuerdo con lo explicado a Escambray por Gustavo López Cruz, jefe del Departamento Comercial y de Mercadotecnia de la División Territorial de Etecsa Sancti Spíritus, en ambos repartos se instalaron a finales de 2011 dos gabinetes telefónicos que beneficiaron a un amplio número de familias, tras un proceso de otorgamiento que se dilató por más de un año y a propósito del cual a esta misma columna llegaron ecos de inconformidad.

“Lamentablemente dichas inversiones, aunque cubrieron gran parte de las necesidades, no pudieron abarcarlas todas porque tienen una capacidad limitada. El lugar de residencia de la lectora quedó fuera del área de alcance de los gabinetes, que comienza precisamente a partir de la calle Cabrera y llega hasta la Circunvalación”, explicó el directivo y remarcó: “Por ahora no están previstas nuevas inversiones en esa zona”.

GRACIAS POR EL CORAZÓN

Una misiva de agradecimiento al personal del Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos envió a esta sección Ania Yunia Hernández Arocha en nombre de los familiares de Jorge Luis Hernández Cárdenas, quien ha recibido atenciones allí en varias oportunidades.

“Desde el 13 de agosto de 2014 mi padre ha ingresado en la sala de Cardiología (2H) en siete ocasiones por tener una enfermedad crónica descompensada. Realmente no tenemos palabras para agradecer el trato que hemos recibido por parte de todo el personal que allí labora. Les sobra profesionalidad; no menciono nombres porque nuestra gratitud incluye a médicos, enfermeros y personal de apoyo, a todos por igual. Pudiera decirse que atienden el corazón de los pacientes con el suyo en las manos”, escribe la lectora, quien sugiere hacer extensivo este elogio dentro del colectivo mismo para que otros sigan su ejemplo.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.