Obama podría usar poder ejecutivo para cerrar cárcel de Guantánamo

Esa opción del mandatario norteamericano podría darse en caso de que el Congreso mantenga su negativa a ese objetivo.

Obama podría actuar por su cuenta y sortear la falta de colaboración en el Legislativo.
Obama podría actuar por su cuenta y sortear la falta de colaboración en el Legislativo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, podría usar sus prerrogativas ejecutivas para clausurar la prisión de Guantánamo antes de concluir su gestión, en caso de que el Congreso mantenga su negativa a ese objetivo.

Según el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, el mandatario podría actuar por su cuenta y sortear la falta de colaboración en el Legislativo -dominado en ambas cámaras por los republicanos- usando “todas las herramientas” bajo su autoridad

“En este momento, yo no descartaría nada”, dijo este miércoles Earnest a la prensa, mientras se habla de un plan que el gobierno entregaría al Congreso para viabilizar la transferencia a terceros países y a territorio norteamericano de reos de Guantánamo.

Precisamente, eso ha sido lo que han rechazado los adversarios de Obama en este tema, incluido demócratas.

El veto presidencial a un proyecto de presupuesto de Defensa que cerraba la vía para el desmantelamiento del centro de detención y las evaluaciones del Pentágono de dos prisiones en suelo estadounidense para el eventual traslado de presos, indican que Obama no renunciará a la promesa hecha desde su primera elección.

Actualmente permanecen en la cárcel Guantánamo -ubicada desde enero de 2002 al interior de la base naval establecida allí contra la voluntad del pueblo y gobierno cubanos- 112 detenidos, luego de una serie de transferencias llevadas a cabo durante la actual administración.

Este miércoles, la senadora demócrata Dianne Feinstein llamó también al Congreso a tomar medidas tangibles y trabajar con la Casa Blanca para clausurar la cárcel de Guantánamo.

Mediante un artículo en el diario The New York Times, la legisladora por California aseguró que sus dos visitas a la base refuerzan su creencia en “la gran necesidad de cerrar esta prisión, lo que nos ha costado miles de millones de dólares y es una verdadera amenaza para nuestra seguridad nacional”.

Sobre la “enorme sangría de dólares de los contribuyentes”, precisó que el costo por detenido en Guantánamo es 30 veces más que el de los centros de detención más seguros en Estados Unidos.

Es difícil justificar el gasto de más de 2.5 millones de dólares por reo cuando cuesta solo 86 mil 374 dólares mantener a un preso en la penitenciaría federal Supermax en Colorado, consideró Feinstein.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.