ONU: Cuba condena manipulación de la lucha anti-terrorista

Cuba rechazó "los actos unilaterales de determinados estados, que se abrogan ilegítimamente el derecho de certificar conductas y hacer listas políticamente motivadas".
Cuba rechazó “los actos unilaterales de determinados estados, que se abrogan ilegítimamente el derecho de certificar conductas y hacer listas políticamente motivadas”.

Cuba condenó este lunes de manera enérgica en la ONU la manipulación del tema del terrorismo internacional como instrumento para agredir a países soberanos.

“La comunidad Internacional no puede aceptar que bajo la bandera de una supuesta lucha contra el terrorismo, determinados estados lleven a cabo actos de agresión, directa o indirectamente contra pueblos soberanos”, advirtió en Naciones Unidas la diplomática Tanieris Diegues ante la sexta comisión de la Asamblea General.

En la primera jornada del debate del órgano encargado de los temas legales, la funcionaria precisó que tales conductas constituyen flagrantes violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario.

Asimismo, reiteró el rechazo de la isla a “los actos unilaterales de determinados estados, que se abrogan ilegítimamente el derecho de certificar conductas y hacer listas políticamente motivadas, contrario al Derecho Internacional”.

Cuba condena enérgicamente esos actos que socavan la autoridad central de la Asamblea General en la lucha contra el terrorismo, señaló.

De acuerdo con Diegues, también resultan conductas nocivas y repudiables el financiamiento, el apoyo y la promoción al cambio de régimen, y a los mensajes de odio contra otros pueblos, culturas o sistemas políticos, mediante el empleo de las modernas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Ratificamos además que el terrorismo no puede ni debe vincularse con ninguna religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico, subrayó.

En su intervención, la diplomática revalidó el compromiso de la mayor de las Antillas en el combate al flagelo en todas sus formas y manifestaciones, posición que incluye la incorporación a 18 convenciones internacionales en materia de terrorismo.

Diegues recordó al comité a cargo de las cuestiones legales que la isla “es uno de esos países que, por defender su independencia y dignidad, ha sufrido durante décadas las consecuencias de actos terroristas, con un saldo de tres mil 478 muertos y dos mil 99 discapacitados”.

No olvidamos que sigue en libertad el terrorista Luis Posada Carriles, autor intelectual del sabotaje en pleno vuelo contra un avión de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976, con saldo de 73 personas muertas, agregó.

Posada Carriles vive en territorio de Estados Unidos, cuyas autoridades lo consideraron entonces probable responsable del atentado, según documentos desclasificados hace pocos meses por el Departamento de Estado.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.