Papa Francisco agradece a Cuba su rol en la búsqueda de la paz en Colombia

Durante el Ángelus en la Plaza de la Revolución, el Obispo de Roma aseguró que se sentía en el deber de dirigir su pensamiento “a la querida tierra de Colombia”.

cuba, papa francisco en cuba, papa fracisco, plaza de la revolucion, misa, la habana, raul castro, colombia
El Sumo Pontífice agradeció particularmente a Raúl por su contribución en el proceso de paz en Colombia.

El Papa Francisco agradeció a Cuba y, en particular, a su presidente Raúl Castro Ruz, su rol en el proceso de búsqueda de la paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), tras varias décadas de conflicto bélico en esa nación latinoamericana.

“Gracias a usted, señor presidente, por todo lo que hace en este trabajo de reconciliación”, manifestó Su Santidad en el Ángelus de la misa oficiada este domingo en la Plaza de la Revolución José Martí, de La Habana.

Al reflexionar en torno a dicha confrontación, el Obispo de Roma aseguró que se sentía en el deber de dirigir su pensamiento “a la querida tierra de Colombia”.

El Sumo Pontífice reconoció la trascendencia del ciclo actual de negociaciones entre las partes contendientes, que ha contado a La Habana, Cuba, entre sus sedes.

Más adelante elogió el esfuerzo renovado en el proceso por “construir una sociedad en paz”, incluido el empeño de “esta bella isla, para una definitiva reconciliación, y así esa larga noche de dolor y de violencia, con la voluntad de todos los colombianos se pueda transformar en el día sin ocaso, de concordia, justicia, fraternidad y amor en el respeto a la institucionalidad y del derecho nacional e internacional para que la paz sea duradera”, añadió.

“Por favor, no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y de reconciliación”, subrayó el Papa Francisco, quien lamentó, a su vez, las miles de víctimas que ha traído consigo la beligerancia en aquel país.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.