Piscinas en Sancti Spíritus: ¿oasis de verano?

El desempeño de las más de 20 piscinas del territorio destinadas al esparcimiento popular muestra insatisfacciones por parte de los espirituanos

sancti spiritus, verano, etapa estival, piscina, altas temperaturas

Ya transcurrió la primera etapa del verano en la provincia y con ella una buena parte de las actividades destinadas a la recreación popular, entre las que se encuentran el disfrute de las diferentes piscinas de la provincia, una opción para refrescar donde sea más asequible al bolsillo.

Una radiografía al desempeño de dichas instalaciones muestra insatisfacciones por parte de los espirituanos: “que si la piscina Marcelo Salado de Sancti Spíritus abrió sus puertas, una vez más, después de la primera quincena de julio”, “la falta de agua retrasó el llenado en la de Cabaiguán”, “que si la del campismo Planta Cantú funcionó mal hace unas semanas ocasionando molestias a los huéspedes”…

Lo cierto es que en el mes de julio no todo anduvo como debía en las más de 20 piscinas del territorio destinadas al esparcimiento popular, ya sea en instalaciones hoteleras o extrahoteleras del territorio.

Escambray indaga sobre el tema y en su incursión constata que buena parte de los contratiempos pudieran tenerse en cuenta para darles solución antes de que transcurra agosto, el mes más fuerte, no solo por la demanda del público, sino también por el exceso de calor que invita al chapuzón.

Contrario a lo sucedido en el 2014, este verano las piscinas no dejarán de prestar servicio por carecer de cloro, pues todas cuentan con reservas suficientes hasta que finalice el período vacacional, pero existen sitios donde se carece de otros productos como el alúmina que se emplea en la higienización, además de medios para realizar los trabajos de limpieza.

Evidente resulta, también, la necesidad de pintar algunas piscinas con más de cinco años sin recibir este tipo de beneficio, entre ellas la del motel Las Cabañas, Los Molinos o El Finquero, entre otras pertenecientes a la Empresa Provincial de Alojamiento, pues, de acuerdo con sus directivos, no ha sido posible materializar la acción porque la empresa contratada para realizar el trabajo incumplió.

A ello se suma que solo en el primero de estos centros hay un equipo de extracción para recoger las impurezas del agua; en el resto, lo hacen de forma manual, por lo que la limpieza diaria se prolonga por varias horas y se retrasa la entrada del público, situación que pudiera resolverse con el ajuste del horario de servicio.

Otro de los puntos neurálgicos es el deterioro de los medios que permiten la recirculación mecánica. Algunas instalaciones como la del Club Campestre de Cabaiguán, tienen rotos los equipos desde hace años; por suerte en la de la villa Brisas del Norte y la Marcelo Salado, del Inder, lograron recuperarlos hace poco.

En materia de ofertas alimenticias la situación es más favorable, pues en los lugares visitados por Escambray se mantenían abiertas las cafeterías con variedad de productos; aunque en el caso de las piscinas de la Empresa de Alojamiento los bañistas se quejan de la ausencia en moneda nacional de confituras, refrescos y cervezas enlatadas, productos que tienen una alta demanda.

A juicio de otros espirituanos, en las piscinas de los centros del Turismo, digamos la del Zaza, Rancho Hatuey y Los Laureles, a pesar de que estas muestran mejor imagen, en ocasiones existen suciedades en el agua como vasos desechables y restos de alimentos, situación que denota falta de cuidado y exigencia por parte de los responsables.

No obstante, según Yoel Cepeda Soto, jefe del Departamento de Higiene Comunal en la Dirección Provincial de Higiene y Epidemiología, durante el verano se intensifican las acciones de vigilancia en las piscinas del territorio, con mayor sistematicidad en aquellas donde no existen equipos de recirculación.

El funcionario es categórico al afirmar que hasta el momento el comportamiento bacteriológico de las piscinas es favorable, solo se han detectado incidencias con la entrada de personas por encima de las capacidades en la villa Brisas del Norte, y algunas indisciplinas que ocurren más por la falta de exigencia y control que por la ausencia de recursos.

Amén de estos cuestionamientos, las piscinas de Sancti Spíritus constituyen una buena opción para refrescar en medio de las altas temperaturas. Hacer que todas funcionen bien depende de los bañistas y salvavidas, pero también de los responsables de cada área y sus directivos no deben pestañar, porque camarón que se duerme…

7 comentarios

  1. Soy de la opinión que las piscinas en la ciudad de Sancti Spíritus aún son insuficiente para la cantidad de población que tiene la urbe, hay zonas de la ciudad que existen áreas que pudiera analizarse la construcción de nuevas áreas recreativas que incluyan piscinas, como son camino La Habana, Colón. Kilo 12, etc. La situación económica del país, no es la mejor, pero hay que ir pensando cómo ir ejecutando proyectos de este tipo poco a poco y buscando la forma de que sea más asequible a la población. Por ejemplo el día del cumpleaños de mi hija, la fui a llevar a Los Laureles (por suerte mi hermana que está en el exterior cumpliendo misión me envió 30 CUC), pero se aparecieron 3 amigos más, 2 de ellos con sus esposas e hijos (3) y otro con su hijo. En total éramos 7 mayores y 4 y para poder entrar era obligado pagar 10 CUC por mayores y 5 por menores, es decir 90 CUC. Cómo deben imaginar, tuvimos que virar luego de haber pagado 100 pesos a una motoneta para que nos trasladara hacia la villa.
    Es imposible para un trabajador poder tener acceso a este servicio, aunque lleve implícito el consumo mínimo. Sé que la reparación que se hizo y que necesita recuperar la inversión, pero es abusivo esos precios para los salarios que devengamos los trabajadores, por ahí habrá padres volviéndose locos con los hijos porque quieren ir a esa piscina o Rancho Hatuey. ¿Entonces quienes y como hacen para poder entrar a esas piscinas con esos precios? ¿tendrán posibilidades de conocer estos lugares las personas que viven de sus salarios? Creo que con esos precios, No.
    Por tanto solo quedan las otras opciones que a veces no son del agrado por sus condiciones o ambiente o porque no dan abasto y están llenas. Amén de nuestros ríos, que poco a poco se están contaminando por industrias que no tienen el sistema de tratamiento adecuado o por instalaciones como cochiqueras o polleras, etc. Así le está sucediendo al Yayabo, aguas arriba, que incluso llega hasta contaminar el área de la toma de agua del acueducto, tema este que debería preocupar más a los implicado, dirigentes, y decisores en buscar la solución y evitar daños a la salud de nuestra población; o como le sucede al Cayajana que la población del entronque se queja, pero al final nada sucede, con la contaminación por líquidos usados en la agricultura o por la pollera existente en la zona.
    Por suerte cuando era niño a estos ríos se podía ir, incluyendo el Yayabo, aledaño a la Nela pero hoy en día es jugársela a contraer una enfermedad por la contaminación a que estas sometidos. Si nuestra generación no hace algo al respecto, habremos privado a nuestros niños y jóvenes del futuro de disfrutar y refrescar los calores que cada día son más intensos.

  2. Soy espirituana, aunque hace 23 años que vivo en la Capital de todos los cubanos y casi 5 que no visito la tierra que me vio nacer, muchas veces por la misma dinámica del trabajo que voy posponiendo y posponiendo el viaje, en fin, recuerdo la piscina de “La Formadora” así era como la llamábamos, no sé si aún le dicen así y la de Los Laureles, tengo tantos y tan lindos recuerdos de las vacaciones.
    Me han hablado de la remodelación y reestructuración del parque Serafín, que la ciudad quedó bella, seguí todo el proceso por los medios de información nacional, pero aún no me hago idea exacta de cómo pudo haber quedado todo, le agradecería mucho a la persona que se tome el trabajo de mandarme fotos del parque y del Boulevar a la dirección infodmsch@infomed.sld.cu
    OJO. Vivo en La Habana, pero siempre le voy a Los Gallos.

    • Paloma yo también soy Espirituana y vivo en Fontanar Boyeros hace 11 años y todos los dias me leo el Escambray para saber de mi provincia..Recuerdo la piscina de la ” Formadora ” porque estudié alli desde el 1981 al 1984 y en varias ocasiones la usé, por supuesto hablamos de UFFFF un montón de años atrás.. Hace tres años que no voy y se por mi familia y por la prensa lo bella que quedó para celebrar sus 500 años..Si deseas comunicarte conmigo y conversar un poco de nuestra provincia puedes escribir a minelva@infomed.sld.cu

    • Xiomara Alsina Mart'inez

      Paloma, esa piscina que está en la foto es la de la antigua Formadora, ahora se llama Marcelo Salado, está buena, pero los espirituanos sabemos que puede estar mejor, gracias

      • Esta piscina de la Formadora no la recuerdo , estudie en esa escuela ,solo llevo 17 anos fuera y al parecer la memoria me ha fallado .Es bueno que aparezcan nuevas areas recreativas ,sobre todo en este verano donde las temperaturas estan muy altas . Saludos Xiomara

  3. Cuando era muchacho hace mas de 40 anos,habian solo dos piscinas donde poder banarnos,la del deportivo(Laureles) y una mas chica en la Remington,tambien en la carretera central.Con la poblacion duplicada,en ese aspecto el panorama no es mucho mejor para los chicos,con el agravante de que los arroyos Paso Claro y las Guanabanas,lugares donde aprendi a nadar, desparecieron por la urbanizacion y el Yayabo esta completamente contaminado,el agua en las casas es escaza para la mayoria..Aqui aplica aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor..Para refescarse en el verano

    • La recreacion es un beneficio para el verano
      en el cual la juventud se satisface y tambien los padres de la juvenud y los abuelos etc.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.