Periódico de Sancti Spíritus

Precipitaciones dejan poco impacto en las presas de Sancti Spíritus

Las lluvias ocurridas en las últimas horas incrementaron el volumen de los embalses en unos 13 millones de metros cúbicos de agua.

sancti spiritus, lluvias, presas, sequia

Las mayores precipitaciones se concentraron mayormente hacia la mitad sur de la provincia. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Los embalses de la provincia espirituana apenas sintieron los efectos de las lluvias ocurridas en las últimas horas, asociadas al paso de los restos de lo que fue la tormenta tropical Erica y, hasta el amanecer de este domingo, en las nueve presas del territorio se reportaba el arribo de unos 13 millones de metros cúbicos de agua.

De acuerdo a los datos del Puesto de Mando del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) en la provincia, los acuatorios almacenan hasta las ocho de la mañana 264 millones, volumen equivalente al 20 por ciento de la capacidad de llenado.

En particular, la presa Zaza, la mayor de Cuba, aumentó su nivel en cerca de 8 millones de metros cúbicos y exhibe un acumulado de 143 millones, apenas el 14 por ciento de la capacidad.

Según los datos de la Red Operativa del INRH, las precipitaciones más significativas en las últimas 24 horas ocurrieron en Caracusey, con 143 milímetros (mm); Guasimal, 121 mm, Aliviadero del Cayajaná, 102 mm y Trinidad, 99 mm.

Otros registros de interés se reportaron en Topes de Collantes, 64 mm, El Jíbaro, 56 mm y Aeropuerto de Sancti Spíritus, 55 mm.

Especialistas de Recursos Hidráulicos precisaron a la prensa que estas recientes lluvias no borran los efectos de la prolongada sequía que impacta en el territorio desde finales del pasado año.

El meteorólogo Armando Díaz, del Centro Meteorológico Provincial, declaró a Escambray que las precipitaciones se concentraron mayormente hacia la mitad sur de la provincia, a la vez que para el resto del domingo se mantienen los nublados y condiciones muy favorables para las lluvias.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.