Rememoran Plan Trinidad concebido por Estados Unidos

sancti spiritus, trinidad, museo de lucha contra bandidos, lucha contra bandidos, bandidismo en las villas
Materiales audiovisuales fueron presentados en el Taller Nacional sobre LCB. (Foto: Oscar Alfonso)

Entre los programas del gobierno de Estados Unidos para derrocar a la Revolución cubana se encontraba el Plan Trinidad, el cual fue rememorado en el contexto del XIII Taller Nacional de la Lucha Contra Bandidos (LCB) que sesiona en esta ciudad.

En el foro, que comenzó el pasado domingo, el teniente coronel de la reserva Luis Ibarra Castillo explicó en qué consistía esta variante de agresión contra Cuba, que fue diseñada a finales de noviembre y principios de diciembre de 1960 por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Fuerzas mercenarias navales, dijo Ibarra Castillo, debían desembarcar por las playas al sur de la urbe trinitaria, las que actuarían en combinación con un batallón aerotransportado que entraría por las alturas al norte de la otrora villa.

Igualmente, refirió este destacado combatiente de la LCB que, según el plan, los atacantes previamente se pondrían de acuerdo con el movimiento contrarrevolucionario para facilitar ocupar la ciudad y establecer en ella un gobierno provisional que solicitara la intervención de fuerzas de la Organización de Estados Americanos.

Los éxitos del despliegue alrededor del Escambray de tropas de los Ministerios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Interior, junto a las Milicias Nacionales Revolucionarias, hicieron desistir al gobierno de John F. Kennedy de aplicar la variante Trinidad, para sustituirla por la de Playa Girón.

Durante el primer día del taller que concluirá el próximo martes, se narraron los antecedentes de la LCB,  que se remontan a los primeros momentos después del triunfo de la Revolución, cuando comenzaron las maniobras enemigas como sabotajes, atentados contra los principales dirigentes y otras acciones terroristas.

El primer intento de desembarco mercenario ocurrió precisamente en Trinidad, en agosto de 1959, conocido como la conspiración de Trujillo, la cual fue frustrada por la rápida respuesta del Ejército Rebelde.

En 1960 el presidente Dwight D. Eisenhower ordenó a la CIA organizar el entrenamiento de exiliados cubanos y estimular la creación de organizaciones clandestinas en las ciudades y grupos de lucha irregular en las montañas; estos últimos operaron en varias regiones del país, pero la mayor concentración fue en la zona del Escambray.

Al encuentro de historia asisten protagonistas, investigadores y estudiosos de aquella hazaña del pueblo cubano, librada entre 1960 y 1965.

One comment

  1. Recordar y homenajear tienen su valor historico.
    Esos bandidos se eliminaron hace muchos años y así sería tambien de bien para todos en usar la energia y tiempo para emprender las nuevas tareas que están en marcha, encaminadas por Raul y Obama.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.