¿Ron saludable?

La Unidad Derivados Paraíso constituye la tercera entidad de la provincia de Sancti Spíritus que logra la certificación de inocuidad según la Norma Cubana NC-136.

sancti spiritus, destileria paraiso, rones, azcuba
Los rones de la Destilería Paraíso han sido reconocidos por su calidad. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Aunque continúan siendo perjudiciales para la salud, quienes decidan consumir el ron y aguardiente Santero al menos cuentan con la certeza de que presenta la certificación de inocuidad según la Norma Cubana NC-136, recientemente otorgada a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Derivados Paraíso.

“Ya en octubre del 2014 aquí habíamos obtenido la marca de conformidad del producto por las normas cubanas NC-113:09 ron especificaciones y NC-264:05 aguardiente especificaciones. Ahora, por estrategia de nuestro organismo, el grupo Azcuba, priorizamos la certificación de la inocuidad y en una segunda etapa pretendemos certificar la calidad por las normas ISO-9001”, detallaron a Escambray Mabel Salazar y Eliannys García, especialistas de esa entidad.

Además, en la Destilería laboran en la implantación de un sistema de gestión de la calidad, aún sin certificar, para los alcoholes que se utilizan como materia prima en la propia ronera y otros consumidores como Biotecnolgía, Suchel y Havana Club Internacional.

De esta manera, los rones y el aguardiente fabricados aquí resultan más competitivos para su comercialización, que en el mercado externo despunta sobre todo hacia Alemania, Bielorrusia y en menor medida España.

De acuerdo con las especialistas, “todo esto lleva una continua actualización y se está trabajando como un sistema, este año vamos a diseñar uno integrado que incluye calidad, inocuidad, capital humano y medio ambiente”, parámetro este último donde se mantienen las principales deudas de Derivados Paraíso.

Junto al Hotel Brisas Trinidad del Mar y la Unidad ToriCuba de la Empresa de Granos Sur del Jíbaro, esta constituye la tercera entidad del territorio que cuenta con un sistema de gestión capaz de garantizar que sus alimentos no resulten dañinos para los consumidores.

A pesar de las paralizaciones de casi dos meses, fundamentalmente por dificultades con el manejo de los residuales, desde el punto de vista productivo en lo que va de año la UEB logra sobrecumplir las producciones previstas de alcohol, levadura y bebidas alcohólicas a granel; mientras que por dificultades con la importación de envases de cristal y por limitaciones técnicas no se alcanza el compromiso de fabricación de ron embotellado ni de gas carbónico, respectivamente.

2 comentarios

  1. Le enseñe el titulo” Ron Saludable” a mi esposa y no me lo quiere creer.
    ¿Qué puedo hacer para que me lo crea?

    • el ron, como muchos otros productos, consumido en pequeñas cantidades aporta energias que s eincorporan al metabolismo del cuerpo, ademas mas del 60 por ciento de su contenido es agua, necesaria para la vida, contiene tambien azucares.
      sin embargo es cierto que su caracter de droga legal está dado por el hecho de que consumido en grandes cantidades resulta seriamente dañino para la salud, el bolsilo y la familia.
      asi se podria enumerar lo dañino de dosis excesivas de cafe, chocolate, pizzas, grasas, carnes rojas, cerdo, huevos y un largo etcetera.
      lo planteado en el parrafo primero, es lo que hace que las entidades productoras de rones y, cervezas y vinos sean rectoreadas en el mundo entero por organizaciones dedicadas a la produccion de alimentos o al menos con ese enfoque; por lo que estan obligadas a asegurar que sean inocuos para el consumidor final.
      en el caso del ron, producto a consumir casi siempre directamenet, se debe asegurar que no contenga peligros fisicos que constituyan un peligro para la salud del consumidor: rstos de metal o madera, pelos, particulas de polvo o pedacitos de vidrio que se desprenden al manipular las botellas, insectos o sus restos, etc.
      por eso se dice que es un ron saludable.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.