Otorgan en Sancti Spíritus carreras universitarias

Casi un millar de plazas fueron otorgadas a los recién graduados bachilleres. En segunda convocatoria solo se ofertará: Agronomía, Forestal, Ingeniería Agrícola y especialidades pedagógicas

sancti spiritus, pruebas de ingreso, universidad, educacion superior, preuniversitarios

Aunque no llega septiembre, quienes acaban de concluir el duodécimo grado y salieron ilesos de los exámenes de ingreso a la Educación Superior ya tienen un pupitre en las aulas universitarias. No es eufemismo, de las 1 471 plazas disponibles para el Instituto Preuniversitario —una de las fuentes con más capacidades demandadas—  ya se otorgaron 997 carreras.

De acuerdo con declaraciones de Marta Montano Rivero, secretaria general de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez (Uniss), el mayor número de puestos correspondió a las Ciencias Médicas —este año se dispusieron 100 plazas más que el curso pasado—, seguidas de las Humanísticas y las Técnicas.

“Los espirituanos han tenido un plan de ingreso muy bueno, lo dicen los resultados y el nivel de satisfacción de la población —señala Montano Rivero—; además de que los índices de promedio con el que cerraron las especialidades fue muy superior. A ello se añade el discreto incremento de las carreras que se estudian en otros centros como también aumentaron las que se cursan en nuestra universidad”.

Luego de este primer momento del proceso de ingreso, aún resta por cubrir 451 plazas que en su mayoría corresponden a los perfiles pedagógicos y a las licenciaturas en Ingeniería Agrícola, Agronomía y Forestal; carreras que serán las ofertadas para quienes se enfrenten a la segunda convocatoria de exámenes a realizarse el próximo 18, Matemática; el 22, Español, y el 24, Historia.

Ante una realidad que señala con pespuntes grises el déficit de cobertura docente en las distintas enseñanzas, la esterilidad de pedidos de la Pedagogía en los primeros escaños de la boleta viene a acrecentar preocupaciones.

“Es un fenómeno de muchos años y hay que trabajar más años todavía para que las personas pongan al maestro en el lugar que le corresponde en la sociedad y ello sea una motivación para que los estudiantes puedan pedir esa carrera en sus primeras opciones. Eso tendrá que cambiar y que en el ingreso el maestro ocupe un lugar digno”, apunta Montano Rivero.

Si bien es cierto que el arribo a la Educación Superior en la provincia este año estuvo marcado por no pocas peculiaridades —como, por ejemplo, el proceso de integración de las universidades que incrementó capacidades de formación y disponibilidades de medios técnicos y fortaleció el claustro—, aún quedan asuntos por perfilar.

“Hay que seguir trabajando en el estudio de las necesidades de la provincia —sostiene la secretaria general de la Uniss—. Habrá que hacer coincidir la vocación con el interés del territorio y que el plan de plazas se haga en correspondencia con la formación y preparación de la persona”.

De las más de 2 900 plazas disponibles en el plan provincial, solo faltan por otorgar las correspondientes a los alumnos de la Orden 18, los de concurso y los de los cursos por encuentro.

2 comentarios

  1. Estudiar es muy bueno para los jòvenes. Pero despues de su estudio vivir con 30 Cuc y crear familia con esos medios es muy dificil. Yo no se cual es la razòn, pero de mi grupo del pre se ha ido de la isla el 70 %.

  2. enrique martin prieto

    La gran mayoria estamis contentos con nuestros hijos y con el sistema educativo cubano, con amargura veo , en otros lugares, como jovenes inteligentes no pueden , ni solamente pensarlo matricular en una Universidad, analicemos esto con detenimiento ? Ud quiere que su hijo o nieto estudie en la Universidad ? .? Ud quiere que su hijo tenga la ilusion de hacerse medico para despues hacerse rico pero que se quede solo con la idea porque no tiene dinero para estudiar ?

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.