Se diversifica la cirugía pediátrica

La cirugía neonatal realizada en la provincia alcanza elevados índices de supervivencia.Más de un millar de pacientes recibieron tratamiento quirúrgico en el Hospital Pediátrico Provincial durante el 2014. En ese año se estrenan cirugías torácicas, neuroquirúrgicas e intervenciones por mínimo acceso.

 

Talía López Almenares ahora mismo no puede saber que con solo dos días de nacida fue llevada a la mesa de operaciones, que ha pasado más de 20 días ingresada y que lleva tatuada una cirugía inmensa en su diminuta espalda. Talía López Almenares ahora mismo no puede saber que ha tenido a sus padres primerizos con el credo en la boca durante todo este tiempo hasta hoy, que la han vestido de princesa para llevarla a casa.

Y es, aunque no lo sepa, uno de los cuatro neonatos que durante el pasado año se sometieron a complejas cirugías debido a atresia esofágica —como fue su caso—, a malformaciones cloacales o a malformaciones anorrectales simples. Ella y el resto sobrevivieron.

No son los únicos. Al cierre del 2014, en el Hospital Pediátrico Provincial se habían intervenido quirúrgicamente a 63 menores de un año y más del 95 por ciento logró egresar con una buena calidad de vida.

El doctor Jorge Leguén Berwich, especialista en Cirugía Pediátrica y jefe del servicio de Cirugía en la mencionada instalación hospitalaria, informó a Escambray que la actividad quirúrgica se ha ido diversificando, toda vez que ya se ha comenzado a incursionar exitosamente en el territorio en operaciones de gran envergadura como las relativas a la neurocirugía y a las patologías torácicas, lo cual evita la anterior remisión de los pacientes a otras provincias para recibir estos tratamientos.

“Se están asimilando en el territorio todos los neonatos quirúrgicos —apuntó Leguén Berwich—. Ya se realizó una craneosinostosis, primera que se hace aquí, y también se hicieron cirugías torácicas a neonatos con problemas pulmonares complejos, quienes fallecieron debido a otras complicaciones no derivadas de la intervención quirúrgica”.

Entre las novedades de la cirugía espirituana también se inscriben, al decir del galeno, las operaciones por mínimo acceso para el tratamiento de las litiasis vesiculares, proceder al que se han sometido tres niños.

“Antes se hacía por medio de una cirugía abierta; ahora además de ser una operación más estética contribuye a una recuperación más ágil de los pacientes. Este año se pretende diversificar dicho método para el tratamiento de otras enfermedades como las apendicitis y los quistes de ovarios”, aseguró el especialista.

Patologías quirúrgicas de las especialidades de Ortopedia, Otorrinolaringología, Urología, Neurocirugía, Oftalmología y Maxilofacial se tratan en el hospital pediátrico del territorio, institución en la que durante el pasado año se habían realizado más de 1 700 operaciones, de las cuales 1 400 fueron cirugías mayores.

Según Leguén Berwich, entre las enfermedades que requieren con más frecuencia este tipo de tratamiento sobresalen las hernias, las apendicitis, las deformidades óseas, las fracturas, las malformaciones urológicas, el estrabismo y la adenoamigdalitis crónica.

A fin de elevar la calidad de las prestaciones, entre las proyecciones futuras se hallan la modernización del equipamiento de la unidad quirúrgica —en cuanto a ventiladores y a cardiomonitores— y la apertura, para el próximo año, de un nuevo salón de operaciones.

One comment

  1. Al Dr. Jorge Leguén le debo la vida de mi hijo Marsiel, pues en cuestión de segundos decidió entre la vida y la muerte de mi niño, que había caído de la placa de una casa el día anterior, e hizo una hemorragia interna , que más que el ultrasonido, Jorge detectó con solo un leve reconocimiento, y así la vida de mi hijo voló, pendiendo de un hilo, por los pasillos del pediátrico, sobre una camilla, llevada por el propio Leguén hasta la terapia donde lograron volverlo a este mundo. También doctores y enfermeras/os de la terapia hicieron lo suyo, con una profesionalidad, un amor y una dedicación que de por sí, solo con eso, contribuyen a mejorar al paciente y al impaciente, que es el familiar, que pone todas sus esperanzas en ese hombre o mujer de bata blanca que significa todo en ese momento y que no pide a cambio más que espacio y tiempo para trabajar como mejor sabe.
    FELICIDADES Leguén y que alcance para todos los trabajadores de las terapias y del hospital Pediátrico, les estoy eternamente agradecida a todos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.