Periódico de Sancti Spíritus

Sumideros adversos

Dayana Salabarría Cruz, presidenta del consejo de vecinos del edificio No. 24, Olivos II, en Sancti Spíritus, comparte con nuestra columna la situación de insalubridad presente en su barriada que se ha convertido, según explica, en una disyuntiva difícil de sortear.

“Hace más de un año los residentes en el edificio, catalogado tiempo atrás como de referencia nacional, estamos sometidos a un vertimiento de aguas albañales que brotan por el contorno y afectan el frente, así como a edificaciones contiguas y representan un peligro para los niños pequeños, ya que es el único lugar por el que pueden dirigirse a sus hogares”, escribía a finales de junio.

De acuerdo con sus aseveraciones, el escurrimiento ha sido comunicado una y otra vez a las autoridades competentes y han acudido, sí, a desobstruir con el empleo de bombas de aire, pero a los pocos días la atmósfera de putrefacción regresa. “Suponemos que está obstruida la tubería central de atrás del edificio; el personal de Acueducto dice que el problema requiere de una inversión y ello corresponde a Vivienda. Se está echando por la borda todo el trabajo del CDR para mantener la higiene, que incluye proyectos con niños de la comunidad a fin de que valoren y cuiden el entorno”, detalla la joven profesora universitaria, quien adjunta fotos para ilustrar lo expuesto.

GRACIAS POR EL ESMERO

Todavía en proceso de recuperación tras la enfermedad que lo puso en estado de extrema gravedad, José Luis Armas Simón, profesor de la Escuela Provincial del Partido y residente en Julio Antonio Mella No. 215 (altos), cuenta que el 26 de enero pasado debió ser ingresado repentinamente y sometido a una compleja operación, luego de la cual permaneció por varios días en Cuidados Intensivos.

“Deseo expresar mi infinita gratitud a todo el colectivo de trabajadores de ese centro por la atención que me ofrecieron y continúan ofreciéndome, muy particularmente a quienes han participado en mi tratamiento”, escribe José Luis.

El lector menciona al jefe de la sala y de los Servicios de Medicina Intensiva con su equipo y manifiesta su más alto reconocimiento a quienes asumieron la cirugía.

Su gratitud alcanza, igualmente, al personal de la sala 2-E y al del cuerpo de guardia que lo recibió. “Como muestra de la profunda vocación internacionalista de la Revolución cubana, entre los nombres mencionados figuran los de tres jóvenes galenos de México y Paraguay que se forman aquí como especialistas (…)”, puntualiza el remitente.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.