Trinidad: escenario para el debate cinematográfico y el documental

El territorio sureño acoge la XII edición del festival provincial de cine clubes y jóvenes realizadores.

trinidad, cine, cine clubes, jovenes realizadores
La villa deviene sede del evento por tercera ocasión. (Foto: Vicente Brito)

Manuel Porto y Mirtha Ibarra, dos íconos de la escena cubana, tendrán la responsabilidad de evaluar qué rumbos toma la realización audiovisual contemporánea en tierra yayabera en su calidad de invitados de honor al XII festival provincial de cine clubes y jóvenes realizadores, cita que dará inicio este martes en horas de la noche en la Ciudad Museo del Mar Caribe.

Más de una treintena de participantes de todos los municipios espirituanos pondrán sobre la mesa de trabajo consideraciones teóricas respecto al género y ejercicios prácticos de la realización audiovisual hasta el venidero día 20, fecha de clausura del evento, cuando tendrá lugar la premiación a las mejores obras.

Orlando Díaz Dueñas, director municipal de cine y salas de video, refirió a Escambray que el encuentro contará, además, con peñas culturales y proyecciones de documentales en el cine Romelio Cornelio e institutos de enseñanza secundaria y preuniversitaria en un intento de motivar el apego de las noveles generaciones al universo de la imagen y el sonido.

“La idea es establecer un diálogo directo entre estudiantes y realizadores para que también conozcan acerca de la labor de producción, edición, fotografía, guion…, piezas claves para asumir una obra de este tipo y ofrecer un enfoque lo más abarcador posible del documental”, añadió el funcionario.

Otro de los puntos de la agenda versará en torno a los desafíos de los cine clubes cubanos en tiempos donde ganan terreno el llamado “paquete” de la semana y otras formas de consumo cultural.

En ediciones anteriores, el encuentro ha contado con la presencia del director cubano Enrique Pineda Barnet y figuras cimeras de la actuación en Cuba como Enrique Molina.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.