Turistas del mundo siguen apostando por el destino Cuba

Cuba recibió de enero a noviembre de este año tres millones 108 mil 551 turistas, lo que ratifica la tendencia ascendente en la recepción de turistas

cuba, turismo, turismo cubano, cruceros
Desde 2012 Cuba registra un incremento sostenido en el arribo de visitantes. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

De acuerdo con el informe mensual de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), ocho mil 611 llegaron a la isla mediante cruceros, una modalidad que crece dada su ubicación en el Caribe, una de las regiones más visitadas o de más flujo de esos hoteles flotantes.

Entre los cinco principales emisores de visitantes se mantienen Canadá, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, en tanto de América Latina sobresalen México y Venezuela por la cantidad de turistas que escogen a Cuba como destino recreativo.

La ONEI también destacó a un grupo de naciones que tuvieron un crecimiento notable en la emisión de turistas, entre los que se encuentran Japón, Haití, Costa Rica, Irlanda y Polonia.

En ese acápite cabe destacar que en el caso de los viajeros provenientes de Estados Unidos, el aumento ha sido de un 71,4 por ciento, por encima a lo registrado en 2014, mediante las 12 licencias generales aprobadas por la Casa Blanca para los viajes de los ciudadanos de ese país a la isla.

Desde 2012 Cuba registra un incremento sostenido en el arribo de visitantes, lo que ha posibilitado que al cierre del pasado mes de noviembre el crecimiento sea del 17,6 por ciento en ese indicador.

Cuba dispone actualmente de 62 mil habitaciones, de las cuales más del 60 por ciento están bajo contrato de comercialización foránea y un 16 por ciento responde a gestiones de empresas mixtas.

Entre los planes perspectivos el Ministerio de Turismo prevé ampliar la planta hotelera hasta 85 mil habitaciones en 2020.

Con un balance positivo en el año que concluye, el turismo continúa entre los más importantes sectores de la economía nacional.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.