Periódico de Sancti Spíritus

Wifi fuera de zona

sancti spiritus, wifi, internet en cuba, correo nauta, etecsa

Luego de registrarse, los usuarios pueden subir fotos, chatear y compartir contenidos.

Réplicas de la tecnología han ganado adeptos en espacios no convencionales, donde se socializan contenidos puramente locales.

 

(Por: Delia Proenza, Lauris Henriquez, Dayenis López* )

Ni el bullicio de los carros ni el llanto de los niños los distraen. Se mantienen atentos a sus pantallas, enajenados en el mundo virtual. Unos al lado de los otros o apenas a escasos metros de distancia, pero sin contacto visual o verbal. Solo existen la red, la conversación en línea y las fotos para compartir.

La escena no tiene lugar en el céntrico parque Serafín Sánchez, de la cabecera provincial, sino varias manzanas antes de llegar a él, en un tramo de la Avenida de los Mártires, donde con el empleo de la conexión inalámbrica surgió una red social que ya aglutina a más de 200 usuarios. ¡KeBolá!, resultado de la iniciativa de un grupo de jóvenes a partir de las facilidades de un ordenador particular acoplado a un ruter y sucesor de un espacio de juegos que se mantuvo durante dos años, resulta un sitio virtual atractivo y hasta sugerente para no haber nacido con todas las de la ley.

En algunas otras barriadas de la villa del Yayabo se repite la vivencia. La tecnología wifi transgredió puertas institucionales para escurrirse por los espacios menos pensados. Ante la posibilidad de aprovechar la transmisión de datos y contenidos a través de un espacio que no es patrimonio del gerente vecino de Pánfilo o de alguien en específico, siempre aparecen personas naturales dispuestas a sortear los problemas de infraestructura, que conocen los límites de sus posibilidades y hasta han estudiado el perfil legal del asunto.

JUEGOS Y TEMAS DEL YAYABO

“Fue una iniciativa de tres, queríamos lograr que las personas se conocieran, que existiera un vínculo virtual como lo hay en Facebook; aquí la mayoría de los jóvenes se encuentran en las fiestas o lugares convencionales, pero no se había logrado que en esta parte de la ciudad se conectaran a través de una red social propiamente nuestra”, afirma José Eduardo Villa López, técnico medio en Informática y uno de los creadores de ¡KeBolá!

Fuera del aire en estos momentos por una rotura imprevista en el dispositivo conector, la red, usualmente disponible en la dirección electrónica www.adt.cu ha funcionado desde el mes de junio como una alternativa gratuita, cuya interfaz permite a los usuarios (es preciso registrarse y colocar una foto) chatear por horas y compartir con amigos tanto imágenes como textos. Eso sí, solo en el tramo de la Avenida de los Mártires comprendido entre las calles Carlos Roloff y Adolfo del Castillo, que en noches relativamente recientes acogió, de manera sucesiva, a decenas de adeptos. Las reglas a la hora de intercambiar están claras: “Tenemos temas de los que por consenso no hablamos, para evitar contradicciones: religión y política; tampoco permitimos ni palabras ni fotos obscenas. Es una red para conversar sobre la música, la moda, los videojuegos; está en frecuencia desde las 6:00 p.m. hasta la una de la madrugada y no interfiere en la de Etecsa porque no utiliza su mismo ancho de banda”, asevera Villa López.

sancti spiritus, wifi, internet en cuba, correo nauta, etecsa

¡Kebolá!, disponible en la dirección electrónica www.adt.cu, actualmente se encuentra fuera de servicio por una falla técnica. (Foto: Delia Proenza / Escambray)

En otra barriada espirituana, Gilberto Espineira Gómez, usuario de una de las redes de juego que funcionan en el territorio, es claro en sus afirmaciones: “Es sencillo, llegar y decir ‘yo quiero jugar’, lo que sí hay que buscar es el equipo de exteriores porque no se puede aceptar una máquina con speaker ya que pone lento el sistema”. Según asevera, los puntos de conexión inalámbricos necesarios son usualmente importados o se compran en La Habana.

Justo en la capital cubana tiene su sede la reina o iniciadora de las organizaciones virtuales que de manera informal funcionan en el archipiélago desde hace varios años, SNet (Street NetWork o red de la calle), que enlaza varios miles de computadoras. Para SNet las fronteras parecen no existir: a través de ella se puede chatear, descargar películas y jugar sin que medien descanso u horarios. De boca en boca, puntos sobre íes: evitar el intercambio de contenidos obscenos y el cobro por las actividades.

Puede que estas iniciativas tuvieran su génesis en los nobles propósitos del artista de la plástica Alexis Leyva Machado (Kcho) o que surgieran por el lógico interés de acceder a lo “prohibido”. Lejos de ser noticia está ya la inclusión en su proyecto comunitario, en la capitalina barriada El Romerillo, de la posibilidad de conexión inalámbrica gratis a Internet para personas con los dispositivos electrónicos necesarios. Según ha asegurado el creador, su cuenta personal está al servicio de otros con la finalidad de convertir su estudio en un espacio de socialización dentro y fuera de las redes. “Hay que abrir el Internet sin miedo (…). Alguien viene a tocarnos el país y la gente sale a preservarlo, como a la madre” declaró al sitio digital Cubasí el artista, cuya contraseña de acceso es de dominio público.

Los atisbos de prácticas como la suya difieren bastante en cuanto a intenciones y servicios a los que se puede acceder, toda vez que en algunos casos, como las redes informales espirituanas, resulta imposible la navegación por Internet propiamente o el acceso al servicio de correo electrónico.

sancti spiritus, wifi, internet en cuba, correo nauta, etecsa

De los 53 000 usuarios de Nauta en la provincia solo algo más de 12 400 acceden al servicio de navegación y correo internacionales. (Foto: Delia Proenza / Escambray)

WWW.WIFIENLAVILLA.COM

Luego de su debut en Trinidad a mediados de abril del presente año, la tecnología hizo su aparición en la zona más céntrica de Sancti Spíritus en los primeros días de julio y ha levantado una especie de boom, pues lo que antes era un sueño para muchos hoy se convierte en realidad. Sumergidos en los textos o en las imágenes que aparecen en las pantallas de sus celulares, laptops o tabletas, los usuarios de Nauta con posibilidades financieras invierten su tiempo libre en la navegación online y disfrutan de la rebaja en el precio que experimentó ese servicio, a la vez que aspiran a una nueva y probable reducción.

Sorprendidos unos por la velocidad en la transferencia de datos e insatisfechos otros por los obstáculos que a la hora de las descargas impone el uso de equipos menos modernos, los usuarios de la wifi pagada se dan el lujo de “chismear” en Facebook o de acceder a materiales específicos que solo la red de redes puede proveer.

De acuerdo con la jefatura del Departamento Comercial y de Mercadotecnia de la Dirección Territorial de Etecsa en Sancti Spíritus, de los 53 000 usuarios de Nauta en la provincia solo algo más de 12 400 acceden al servicio de navegación y correo internacionales. La explicación debe buscarse en las aún reducidas posibilidades para costear una oferta atractiva, sí, pero a todas luces cara. Por ello no es de extrañar que quienes no pueden ni siquiera pagar los 2 CUC estipulados por cada hora de conexión “etérea” se las ingenien para crear sus propios espacios, aun cuando solo se trate de conectarse sin llegar a interactuar con otros sitios web.

Escambray pulsó el sentir de usuarios de Nauta que suelen recurrir a la wifi institucional y pudo comprobar que en la mayoría de los casos desconocen la existencia de las redes paralelas. Coinciden, no obstante, en que son una alternativa para el disfrute sano y un espacio viable de socialización.

“Las personas suelen confundir Internet con wifi y son dos cosas diferentes que pueden darse o no de manera simultánea”, advierte Ernesto Díaz Hernández, quien labora como especialista general en la Oficina Territorial de Control del Ministerio de Comunicaciones. “Desde el punto de vista de red no está legislado lo concerniente a las personas naturales, lo que sí está regulado desde la promulgación del Decreto 171 del año 1992 es que todo equipo de radiocomunicaciones, dentro de ellos los AP o puntos de acceso para la wifi (usualmente llamados módem o ruter inalámbricos) requieren de un permiso de importación, ya que tienen que estar homologados con la tecnología en uso dentro del país”, precisa la fuente.

Mientras el vacío legal lo permita y las personas naturales sigan siendo responsables por el uso que le dan a su equipamiento —esta publicación no ve malicia en un intento a todas luces inocuo—, el empleo de redes inalámbricas con fines de entretenimiento y comunicación virtual seguirá erigiéndose en una alternativa digna de ser tomada en cuenta de la que será preciso hablar en el futuro.

Cuando se haga el recuento de la llegada de la wifi a la cuarta villa fundada en esta ínsula deberá hacerse constar que hubo intentos para sortear los escollos que estorbaban en el bolsillo. Ante la hipotética imagen de un Cristóbal Colón con los adelantos digitales no en las zonas privilegiadas de Sancti Spíritus o Trinidad, sino mínimamente en dos cuadras del otrora paseo Marcos García u otros sitios donde la inventiva ha hecho nido, probablemente podría leerse en la pantalla del celular del descubridor: “Decidme, Don Rodrigo de Triana, ¿os parece tan fermoso como a mí el lugar que tenemos delante?”

(Las autoras estudian Licenciatura en Periodismo en la Universidad Central de Las Villas)


Comentarios

3 Respuestas to “Wifi fuera de zona”
  1. chino dice:

    creo que deberian montar otra red wifi igual a la de villa, no le veo la maldad por ningun lado. Tampoco me creo que se les halla roto el equipo (AP), mas bien parece que cojieron miedo o los intimidaron. Yo tengo un AP que no uso, ellos pueden pasar por la casa cuando quieran y buscarlo!!!!, sigamos con la idea que esta bien, los quiero mis hermanos!!!!!

  2. Alejandro Alfonso dice:

    El servicio de acceso a internet y navegación nacional que se brinda no es el mejor, pero si brinda sus beneficios a la población. En mi opinión particular creo que se debería de extender este servicio a otros lugares como los demás municipio incluyendo que esta red se ubique en lugares donde los usuarios puedan acceder cómodamente porque en verdad es muy desagradable pasar por el boulevard de Sancti-Spíritus y ver a las personas sentados en el suelo con sus dispositivo navegando. Por lo que mejorando la amplitud de este red y bajando la tarifa de navegación; podemos decir que nuestra sociedad esta como es debidamente inmersa en un proceso de informatización.

  3. José Luís.F dice:

    Eso es una mala caricatura de lo que es y debiera ser una red WiFi


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.