Para que no vuele el Aedes

Autoridades de la provincia espirituana llaman a un comportamiento ciudadano estatal serio y responsable si se pretende acorralar el mosquito

sancti spiritus, aedes aegypti, fumigacion, zika
Las acciones fundamentales se localizan en Trinidad y Sancti Spíritus. (Foto: Carlos Luis Sotolongo Puig/ Escambray)

La disciplina social y el comportamiento ciudadano, respaldados por la elevada calidad en las acciones de saneamiento e higienización, constituyen piezas clave en el éxito de la presente campaña de lucha antivectorial, que de modo excepcional cuenta con la participación del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Autoridades partidistas y gubernamentales en la provincia insisten en que para reducir al mínimo los niveles de infestación del mosquito del género Aedes, causante del dengue, de la chikungunya, del virus del zika y de la fiebre amarilla, resulta indispensable ser sistemáticos y constantes en la embestida actual para no convertirla en otra más.

Los dirigentes del territorio reiteran la necesidad de una activa actuación del pueblo y de los centros laborales en los empeños acometidos y, en lo esencial, en el cuidado de lo ejecutado con miras a evitar que la campaña devenga un círculo vicioso.

Todo este accionar debe sustentarse en la mejoría del funcionamiento y de la organización de las ciudades, pueblos y comunidades, pues, aunque la lucha contra el Aedes aegypti y el albopictus se concentra en Sancti Spíritus y Trinidad por ser las de mayor presencia del insecto transmisor, el resto de las poblaciones corren similar riego y no están exentas de la batida por motivos obvios.

A colación con ello, la Dirección Provincial de Servicios Comunales reitera la trascendencia de que las entidades y los residentes en las viviendas cumplan con el horario establecidos para sacar la basura a la calle, previsto a partir de las 5:00 p.m, cuando se trata de la llamada recogida normal; en el caso de los desechos depositados en los supiaderos es después de las 6:00 p.m.

Indudablemente, lo anterior presupone que Comunales deba garantizar la recolección a tiempo de la basura y la calidad del barrido de calles, y no permitir la existencia de microvertederos, sin olvidar los de escombros.

A pesar de ser una cuestión básica, se solicita que no deben arrojarse desperdicios ni ningún otro objeto en los cursos superficiales de agua, menos aún en el río Yayabo, patrimonio y símbolo identitario de la cuarta villa cubana.

En la actual porfía, donde intervienen varias entidades y organismos, la Empresa Provincial de Acueducto confirma que el desagüe hacia la calle, incluido el de los patios a los caños, solo debe realizarse el sábado.

Para catalizar el movimiento a favor de la cultura ambiental, se declararán casas, centros de trabajo, circunscripciones, consejos populares y municipios libres de causas y condiciones que generen la aparición y proliferación del mosquito.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.