Acuicultores espirituanos: aliados del chinchorro (+Fotos)

Los acuicultores espirituanos siguen atrapando peces antes de que suban los niveles de agua en los embalses, ahora con una motivación especial: su aporte por el 26 de Julio

sancti spiritus, sancti spiritus en 26, pesca, pescaspir, acuicultura
Botes repletos de peces salen diariamente de los embalses. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Anclados en la ribera del río Zaza, próximo al puente de hierro que atraviesa la Carretera Central rumbo a Jatibonico, pasan la mayor parte del tiempo los integrantes de la brigada de pescadores Los Negros, una tropa fornida, con la piel dorada por el sol y la destreza de quienes conocen como la palma de sus manos cada recoveco del afluente que dio el nombre al mayor embalse de Cuba.

Unos 20 kilómetros conforman su teatro de operaciones, o lo que es igual, la zona de pesca, que comparten con otra brigada, la de Taguasco, igual de consagrada. Aguas abajo llegan hasta el sitio conocido como Ramón Alto, y aguas arriba, hasta donde la navegación lo permita; aunque por lo general se aproximan bastante a la comunidad de Zaza del Medio.

Los Negros, provenientes de Itabo, en el municipio de Yaguajay, están considerados como los pescadores de mayor promedio por hombre; aunque los Richardson cuantifican números que son para respetar. Aun así, la disputa no es por las cantidades extraídas ni los récords, sino por la sostenibilidad de las pesquerías que se envían diariamente a la industria espirituana, alrededor de 15 toneladas por jornada, con las cuales se garantizan otros procesos, según Antonio Olaya, director de la Empresa Acuícola de Sancti Spíritus.

sancti spiritus, sancti spiritus en 26, pesca, pescaspir, acuicultura
Carpas de varios tamaños atrapadas en el río Zaza. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

EL ARTE DE PESCAR TENCAS

Bocana o chinchorro, cualquiera que sea el arte empleada para sacar las carpas, ciprínidos o tencas — como comúnmente se conoce a esta especie—, de los ríos o embalses de la provincia, resulta determinante para los pescadores que la emplean, sin desestimar la experiencia a la hora del lance y sobre todo, de recoger la captura.

Así lo asegura el pescador José Enrique Ordúñez, cuando explica que las ventajas en el río Zaza son las orillas. “Hacemos capturas de arrastre, que son más trabajosas pero dejan buenos dividendos, cada mes entregamos más de 31 toneladas, según las necesidades para el proceso”.

En diálogo con la tropa, compuesta también por Pedro y Guillermo Díaz, Laersio y José Mario, Escambray supo de la pesquería más grande de que se tenga noticia en estos predios, cuando en la década del 90, en menos de una hora, se cogieron 80 toneladas de tencas, mediante el sistema de piscina china, que se promovía por aquel entonces. “Como 16 camiones se necesitaron para trasladar la carga a la industria”, dicen.

Pero a la vuelta de unos años la grandeza de los acuicultores espirituanos los lleva a romper récord de pesca en el 2015, al sacar de las entrañas de los embalses más de 5 400 toneladas de pescado, con destaque para la Zaza, que aporta el 80 por ciento de las capturas del territorio.

Aunque no solo estas producciones provenientes del cultivo extensivo suman toneladas a los planes del territorio, también están las que se obtienen en las granjas de ceba de tilapia en jaulas y la de claria en estanques de las granjas Boquerones y La Manaca.

Miriam Solano Valle, especialista en Acuicultura, reconoce que el esfuerzo de los hombres de piel curtida en Sancti Spíritus es mucho más meritorio si se compara con los resultados de sus homólogos en el resto de la isla.

“Contamos solo con 77 pescadores —explica a Escambray— los mismos que en el año precedente promediaron 54.7 toneladas per cápita, mientras que en el resto de las provincias este indicador estuvo en el orden de las 15.3 toneladas por hombre. Esa misma fuerza garantizó en tiempo el abastecimiento a las 14 pescaderías especializadas del territorio y a varios polos turísticos del país, así como los envíos sistemáticos a La Habana, Villa Clara, Santiago de Cuba y Cienfuegos”.

sancti spiritus, sancti spiritus en 26, pesca, pescaspir, acuicultura
Se acomoda la pesquería para luego enviar la captura a la industria. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

EXPERTOS PRODUCTORES DE PECES

Para Julián Armas Olivera, director de Producción de Pescaspir, la tarea de los espirituanos no es cosa de juego cuando de acuicultura se trata. “Trabajamos en ciclos cerrados —aclara—, que se traduce en producir los alevines, sembrarlos en los embalses o en granjas donde alcanzan la talla comercial, pescar los peces, procesarlos y finalmente comercializarlos; aunque la industria resulta insuficiente para tratar la avalancha que le llega diariamente, tratamos de sacarle el mayor provecho posible al pescado para incorporarle valor agregado, a partir de los conformados”.

Con tales premisas se logró, finalmente, comenzar la siembra de este año en la provincia, retrasada a causa de la falta de agua proveniente del canal magistral Zaza, que aporta el líquido a la Estación de Alevinaje y que puso a prueba, una vez más, la voluntad de los acuicultores, quienes no renuncian a sus compromisos de reproducción para el año, a pesar de dichos contratiempos.

“Estamos hablando de los alevines del futuro —explica Marelys Montelongo, especialista de Pescaspir— los mismos que nos garantizarán las capturas en el 2017 y 2018, ya repoblamos los embalses La Redonda, de Fomento, y Tuinucú, de Cabaiguán, con alevines que se desarrollaron en la granja Las Piñas, en desuso desde hacía tiempo, pero que constituye una de las variantes del sector para enfrentar las dificultades ocasionadas con el agua para hacer la reproducción y la preceba”.

Esto nos hace pensar que tal vez, detrás de tanto esfuerzo, aparezca algún día otra novedad acuícola en la provincia, como cuando se atrapó la tenca más grande de que se tengan noticias en el territorio, un ejemplar de 125 libras que creció en la presa Siguaney, algo así como un tiburón de agua dulce que, de seguro, surgió de un alevín nacido y criado en la estación de La Sierpe.

sancti spiritus, sancti spiritus en 26, pesca, pescaspir, acuicultura
Las pescas en el río Zaza reportan buenos dividendos a las brigadas que laboran en el mismo. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.