Adiós a un Hijo Ilustre de Sancti Spíritus

El 5 de enero pasado falleció en La Habana el historiador y escritor Andrés Castillo Bernal, Hijo Ilustre de Sancti Spíritus, quien deja una extensa obra

sancti spiritus, historia de cuba, literatura, andres castillo bernal
Andrés Castillo Bernal era un revolucionario cabal, de fe inamovible en la Revolución.

Todavía nos parece estarlo viendo con su folclórico sombrero y su bastón característico, la sonrisa a flor de labios y el cálido apretón de manos seguido de un abrazo de hermanos signaba nuestros encuentros en cualquier rincón de Sancti Spíritus. Andrés Castillo Bernal era un revolucionario cabal, amigo, compañero, de fe inamovible en la Revolución, pese a que la defensa de lo que creía justo le trajo no pocos sinsabores e incomprensiones, pero no por ello cejó su optimismo ante la vida y su laboriosidad traducida en más de 15 textos propios y otros 11 en coautoría con amantes de nuestra historia.

Nacido en la villa del Yayabo en 1945, Castillo se graduó de Licenciatura en Historia en 1968 y pasó a trabajar en la Sección de Historia de la Dirección Política Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1969-1978), donde se formó como historiador militar; luego trabajó en el periódico Juventud Rebelde (1978-1992), allí escribió sobre temas históricos y tuvo a su cargo dos columnas fijas: Muero por la Revolución y Hurgando en la historia.

Más tarde laboró en la Academia de Ciencias de Cuba como editor-jefe y fundador de las revistas Ciencia y Ciencia, Innovación y Desarrollo.

El currículo de Castillo tuvo su primer hito en la década del 80, al obtener Primera Mención en el Concurso Periodístico 26 de Julio con el ensayo histórico Cuando esta guerra se acabe (1952-1959), en el cual plantea la tesis central de que la lucha guerrillera en Cuba tuvo tres períodos y siete etapas.

Años después envía a la imprenta los volúmenes titulados Tronaron los fusiles Sierra arriba y Tronaron los fusiles Sierra abajo, en los cuales agrupó todos aquellos artículos, comentarios y entrevistas fruto de su labor periodística en el periódico Juventud Rebelde.

Vendrían luego nuevos textos de una obra prolífica en la que abundaron los referidos a Fidel y el Che, muchos de los cuales han sido reeditados en Cuba y en México.

El amigo sonriente del bastón y el sombrero se despidió definitivamente como consecuencia de una dolencia abdominal agravada, para dejar en familiares y amigos un profundo dolor.

8 comentarios

  1. Fernando Acosta Riveros

    Un afectuoso y revolucionario saludo desde Guadalajara, Jalisco, México. Aquí tuve el privilegio de conocer en noviembre del año 2001 al escritor Andrés Castillo Bernal. Caminábamos por los pasillos de Expo Guadalajara, mientras se realizaba una edición de la Feria Internacional del Libro Jalisco-2001. En medio de un tumulto donde predominaban jóvenes estudiantes quedamos atrapados Andrés Castillo, el cubano y yo, Fernando Acosta, el colombiano. Dos chicos se acercaron y nos preguntaron si escribíamos. Les contesté que si, que diariamente anotaba datos en la libreta. Andrés soltó una carcajada y luego atendimos a los jóvenes quienes nos preguntaron que pensábamos del terrorismo. Les dije que el Terrorismo es el Capitalismo Salvaje en su máxima expresión, como el de gobiernos que bloquean a Cuba. Desde ahí y durante más de quince años, conté con la grata amistad de Andrés. Ahora pido a Dios, el Grande, lo lleve al Paraíso, convencido de que quienes luchan por la Justicia Social en el Mundo, van al Paraíso. ¡Hasta la Victoria Siempre, querido Andrés!, Fernando Acosta Riveros, colombiano-mexicano, oyente de Radio Habana Cuba desde el año 1974

  2. Una gran perdida, una pieza fundamental un la hermandad entre Cuba y México. Un abrazo a sus nietas que tanto presumía y en general a toda la familia.

  3. rolando fernandez

    Que EPD, nos conocimos en varios eventos de historia en SS asi como en otros lugares ,gran perdida para la historiografia espirituana

  4. Miguel Angel Valdés Lizano

    De su mano me llegó la admiración por la obra del poeta mexicano-cubano Fayad Jamís, quien centró la atención de Castillo en investigaciones y trabajos periodísticos. Ciertamente, Andrés, en vida te golpearon incomprensiones, críticas y hasta burlas pero qué más da, hombre, si antepusiste tus pasiones y transparencias a máscaras y convenciones. Por eso, ahora que nos dejas, toma como propios los versos del poeta:

    • Miguel Angel Valdés Lizano

      (AL MODERAR NO OMITIR EL POEMA DEL LINK COMO EN MI COMENTARIO ANTERIOR)
      De su mano me llegó la admiración por la obra del poeta mexicano-cubano Fayad Jamís, quien centró la atención de Castillo en investigaciones y trabajos periodísticos. Ciertamente, Andrés, en vida te golpearon incomprensiones, críticas y hasta burlas pero qué más da, hombre, si antepusiste tus pasiones y transparencias a máscaras y convenciones. Por eso, ahora que nos dejas, toma como propios los versos del poeta:

  5. Carlos Rafael Diéguez

    El 6 de junio fue la última vez que lo vi y nos abrazamos en uNA despedida en La Habana dias antes nos había ofrecido varias entrevistas en Sancti Spíritus, para mi fue más que hermano y amigo, se que para Cuba es y será mucho más, los jóvenes espirituanos y cubanos tienen una gran mogtivación en este hombre que no ha muerto, lo recordaremos vivo http://radio-miami.org/2016/01/07/andres-castillo/

  6. Katia Monteagudo

    La verdad siento mucho la partida de este amigo. Que tenga buen viaje. Siempre le deberé una entrevista. En cambio le escribí esto hace algún tiempo. EPD Castillo.
    https://destinocuba.wordpress.com/2011/02/16/la-deuda-que-no-pago/#

  7. Raul I. García Alvarez

    Oda a Castillo

    Las facetas de Andrés Castillo -personalidad inquieta, alegre y pintoresca- estarán siempre en presente. Nació y viajo acompañado de una idiosincrasia natural, de mucha cubanía, con su farándula–sombrero y basto- combinada con su indumentaria y el mostacho ya blanquecino.
    Tenía el fanatismo de hablar y ejecutar, insistente con sus proyectos. Tenía un corazón mórbido, para algunos severo, amaba a su familia, hablar de sus nietas eran lo máximo.
    En el mundo intelectual fue al rescate de símbolos, personalidades de la vida cotidiana, políticos, actores que hicieron historia para la humanidad.
    Amaba a su tierra natal, Sancti Spíritus, su obra que comenzó vestido de verde olivo estuvo muy ligada a su terruño. Sus libros tenían como prioridad presentarlos en la sala de Uneac.
    Sin proponérselo se convirtió en emisario de la Revolución Cubana, de la figura del Che, en México, donde cultivo la solidaridad entre el México lindo y querido y nuestro Caimán Verde.
    Me quede esperando para ir la Feria del Libro de Guadalajara, México. El destino le asigno una nueva ruta, la de la eternidad, siguiendo los pasos a su libro dedicado al Guerrillero Heroico El brillo de una estrella (Ediciones Luminaria).
    Tuve el honor de presentarlo en el marco del 500 aniversario de la fundación de Sancti Spíritus.
    Castillo se unió al grupo de protagonistas de sus más de 15 obras -dedicada a la historia de la Revolución cubana- que ríen y lloran porque son hombres o mujeres con valentía, miedo, coraje, dolor, alegría, defectos, virtudes.
    Ahora Castillo renueva para todos sus creaciones, estas presente.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.