Aldaba de cumpleaños

La empresa comercializadora de la Oficina del Conservador de Trinidad celebra su cuarto aniversario con nuevos propósitos en aras del desarrollo cultural de la ciudad

empresa Aldaba, Trinidad, Sancti Spíritus
La Parranda de Manacanabo amenizó la velada con piezas del repertorio campesino cubano. (foto: Carlos Luis Sotolongo Puig)

Con la premisa de obtener un financiamiento sostenible para revertirlo en la recuperación del patrimonio e impulsar la economía local desde la comercialización de productos autóctonos, nacía a mediados de 2012 la empresa Aldaba en la tercera villa de Cuba. Cuatro años después, esa especie de declaración signa el quehacer diario de la entidad, única de su tipo en el país, que apuesta por el desarrollo cultural del territorio.

El programa Jóvenes de hoy, de Radio Sancti Spíritus, y la peña de la parranda de Manacanabo constituyeron los platos fuertes para conmemorar el onomástico este martes. La ocasión devino además espacio para analizar el quehacer hasta el momento y esbozar nuevas pautas.

“Hemos transitado por aciertos y desaciertos, pero podemos afirmar que a partir de sus tres años de vida económica, Aldaba ha ascendido de un año a otro en un 33 por ciento, con buenos resultados en las utilidades —asegura Alberto Turiño Salinas, director—. Nuestras propuestas abarcan desde los niños hasta la cátedra del adulto mayor del municipio, hemos mejorado las condiciones de varias instituciones y lo recorrido hasta ahora nos ofrece una visión de futuro en el complejo panorama turístico y cultural que vive Trinidad”.

De acuerdo con el funcionario, Aldaba persigue como prioridades inmediatas poner en marcha diversos resortes para hacer convivir la economía con la cultura de forma armónica.

Al respecto Yeni Cariaga Cristo, especialista en relaciones públicas, refirió que a los andares por el valle, producto estrella que el pasado verano ganó la aceptación del público trinitario y espirituano, se sumarán recorridos por el área urbana de la ciudad en meses venideros.

“Pretendemos que no sea la típica visita a los museos, donde te explican la historia de las casas y las familias —detalla Cariaga Cristo—, sino un producto donde el público enriquezca sus conocimientos respecto a cuestiones arquitectónicas, leyendas, curiosidades de la localidad. También pretendemos fortalecer las iniciativas de cara al verano”.

La empresa Aldaba desarrolla a su vez distintas peñas culturales a favor de la preservación del legado intangible del terruño como las tradiciones campesinas, el teatro, la literatura, la cerámica y el arte culinario.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.