Asamblea Nacional: Viceministra de Cultura destaca labor de la biblioteca de La Sierpe

Kenelma Carvajal mencionó el ejemplo de La Sierpe, en Sancti Spíritus, por la manera en que su biblioteca  “está conectada” con el Complejo Agroindustrial arrocero y el amor con que se trabaja en dicha institución cultural

sancti spiritus, la sierpe, bibliotecas, asamblea nacional del poder popular
El estado del sistema nacional de bibliotecas públicas fue analizado en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la Asamblea Nacional. (Foto: Agustín Borrego Torres)

El estado actual de las bibliotecas públicas, su funcionamiento, dificultades, los desafíos, y el hábito de lectura propiciaron un valioso debate entre los diputados de la comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la Asamblea Nacional, quienes en sentido general reconocieron la importancia de debatir este tema en el escenario actual.

A partir de un informe crítico sobre el asunto —presentado por Luis Morlote, vicepresidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), en su condición de diputado— varias intervenciones profundizaron en la importancia de rescatar tales instituciones, pues en muchas provincias y municipios presentan dificultades de infraestructura, mobiliario, iluminación y de falta (o deficiencias)  de personal calificado, causado sobre todo por los bajos salarios.

La viceministra de Cultura Kenelma Carvajal afirmó que este organismo aprobó el Programa de Desarrollo de las Bibliotecas, a  partir de tener identificadas sus problemáticas, el cual jerarquiza la atención a las de nivel provincial, por cuanto allí se preserva el patrimonio del territorio.

Asimismo, señaló que hoy se están reparando 42 bibliotecas municipales, y que se pretende para el próximo año, según el plan, reparar otras 15 de este tipo, y cinco provinciales.

En cuanto a la formación de personal capacitado, subrayó la necesidad de que en este proceso intervengan los mejores bibliotecarios del país, y mencionó el ejemplo de la Sierpe, en la provincia de Sancti Spíritus, por la manera en que su biblioteca  “está conectada” con el Complejo Agroindustrial arrocero (CAI) y el amor con que se trabaja en dicha institución cultural.

Kenelma refirió la experiencia del concurso Leer a Martí, espacio donde este año participaron alrededor de 400 mil niños, y dijo que resulta esencial lograr la acción conjunta de las instituciones que tienen relación con la promoción de la lectura.

Una brillante intervención resultó la del Doctor Eduardo Torres Cuevas, director de la Biblioteca Nacional José Martí, quien al identificar algunas problemáticas aseveró que las bibliotecas públicas dependen de la gestión que en este nivel se realiza (lo cual en muchos casos no resulta factible); la necesaria incorporación de las nuevas tecnologías, pues hoy hay una generación que nació con ellas; así como las carencias y dificultades que afronta la formación de personal, sobre todo de nivel medio.

Por otra parte Zuleica Romay, presidenta del Instituto del Libro, resaltó la necesidad de modernizar los inmuebles, hacerlos más atractivos para los niños y los jóvenes,  y de combinar varias manifestaciones culturales que coadyuven a un incremento del hábito de la lectura.

El informe presentado por Morlote, resultado de la fiscalización y control al funcionamiento de las bibliotecas públicas, reconoció que solo el 20 % de tales instituciones poseen inmuebles evaluados de bueno, algunas presentan déficit de espacio para atesorar sus colecciones y ofrecer mejores servicios; son escasos los recursos para la preservación del patrimonio bibliográfico, y el sistema no posee la cantidad de computadoras requeridas.

En cuanto al hábito de lectura y el uso de la Lengua Materna, el documento también señala —sobre la base de estudios recientes— que si bien la lectura se sigue reconociendo en el país como un valor, no siempre se hace con regularidad.

Las investigaciones coinciden en que alrededor del 40 % de la población admite que lee libros; un 50 % revistas y periódicos; y un 20 % lee como promedio dos libros al año.

Además, se constata que ver televisión, películas, y escuchar radio son las prácticas culturales fundamentales para más del 60 % de los cubanos.

En la jornada vespertina estuvieron presentes los Ministros de Educación, Educación Superior y Cultura, Ena Elsa Velázquez Cobiella, Rodolfo Alarcón Ortiz y Julián González, respectivamente.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.