Béisbol: Duelo Vegueros-Tigres regresa al Cepero

La selección de Pinar del Río doblegó este martes 8×7 a su par de Ciego de Ávila en el quinto juego de la final del béisbol cubano y redujo su desventaja en el duelo, aunque sigue contra la pared

El zurdo Livan Moinelo volvió a preserevar el triunfo de los pinareños. (Foto ACN)
El zurdo Livan Moinelo volvió a preserevar el triunfo de los pinareños. (Foto ACN)

Tras caer en los tres primeros partidos por marcadores de 9×4, 2×1 (en 13 entradas) y 6×5, las huestes de Jorge Ricardo Gallardo se impusieron la víspera 6×3 y, con el triunfo de este martes, todavía están debajo 2-3 en el play off al mejor en siete juegos de pelota.

Los Tigres avileños, vigentes campeones de Cuba, inauguraron la pizarra con dos imparables y una jugada de doble robo en el mismo primer capítulo, y una entrada más tarde aumentaron a 2×0 la ventaja cuando combinaron el boleto al jardinero central Yoelvis Fiss y un biangular del receptor Osvaldo Vázquez.

Pero los Vegueros pinareños empataron en el final del cuarto episodio, aupados por un doble a lo corto del jardín derecho producido por el segunda base Andy Sarduy, que encontró las bases llenas.

Y en el sexto tomaron control de las hostilidades con dos boletos y tres imparables, más un error del jardinero izquierdo Luis Robert Morirán, para fabricar un ramillete de cinco carreras y colocarse delante 7×2.

Esta ventaja parecía suficiente para el abridor Baños, dominante a partir del tercer acto, pero el diestro permitió un biangular y regaló dos boletos en el sexto episodio, antes de saltar del box.

Otro derecho, Yaifredo Domínguez, vino en su rescate y, ayudado por dos jugadas de doble play, trabajó con eficacia tres entradas.

Sin embargo, luego de un imparable por dentro del cuadro y un error del jardinero central Reinier León, regaló dos boletos y se fue a las duchas, dejando las bases llenas, sin outs, en el noveno capítulo.

En esta situación entró a lanzar el zurdo Liván Moinelo, que aunque regaló otra base por bolas, dominó al intermedista Raúl González y facturó los outs 26 y 27 con ponches consecutivos a José Adolis García y Ariel Borrero, para preservar el triunfo de Baños.

William Saavedra, de 4-3, más Andy Sarduy, también de perfecto en tres oportunidades ofensivas y con cuatro impulsadas, comandaron el ataque de los anfitriones, que conectaron 12 indiscutibles.

Por los derrotados sobresalieron González, de 4-2, con una impulsada, y Vázquez, de 3-2, con un remolque.

El fracaso fue a la cuenta de Lázaro Blanco, que permitió ocho hits y cinco carreras limpias en cuatro y un tercio de apertura, antes de que desfilaran por el box otros seis lanzadores visitantes.

El sexto juego de la porfía se disputará el próximo viernes, desde las 19:15 hora local, en el estadio José Ramón Cepero de la capital avileña.

Resultado de hoy (Estadio Capitán San Luis, Pinar del Río, Cuba)
123 456 789 C H E
Ciego de Ávila 110 001 004 7 8 1
Pinar del Río   000 250 10X 8 12 1
G: Vladimir Baños
P: Lázaro Blanco
Salvado: Liván Moinelo

El equipo pinareño celebra la victoria. (Foto ACN)
El equipo pinareño celebra la victoria. (Foto ACN)

Pinar empuja y hace soñar a sus fans

El manager pinareño Jorge Gallardo se mostró emocionado por el rendimiento de su equipo, que continúa con vida en la final del béisbol cubano tras imponerse este martes a Ciego de Ávila en el quinto partido del playoffs.

Es una labor titánica, levantar un 0-3 es complicado, pero vamos por el camino, remarcó el estratega en rueda de prensa.

Gallardo agradeció el apoyo de la afición pinareña, la cual, pese a la desventaja de tres juegos, “nunca le dio la espalda al equipo”.

A lo largo de los años nos hemos ganado este respeto, Pinar siempre sale a darlo todo en el terreno, añadió.

La suerte parecía echada luego de los triunfos consecutivos de los avileños en los tres primeros partidos de la finalísima, pero Pinar resurgió de sus cenizas y logró imponerse en los duelos cuatro y cinco, para prolongar la serie y añadirle drama.

Es un gran momento, todavía estamos con vida, destacó por su parte el segunda base Andy Sarduy, el mejor bateador de los vegueros pinareños en el quinto partido, al compilar sencillo, doble y triple en tres veces al bate, con cuatro carreras impulsadas y una anotada.

Pese a estar todavía debajo en la final, por 2-3, Pinar del Río confía en romper cánones y hacer historia.

Ningún equipo remontó jamás un déficit de tres partidos en playoffs en el béisbol cubano. Los vegueros están a dos triunfos de realizar una proeza que, de consumarse, obligará a reescribir la historia del principal pasatiempo nacional.

La gran final del béisbol cubano se moverá hacia el estadio José Ramón Cepero de Ciego de Ávila, donde el próximo viernes se disputará el sexto choque, con un presunto duelo de lanzadores entre los derechos Yosvani Torres, por Pinar, y Dachel Duquesne, por los dueños de casa.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.