Biotecnología en Sancti Spíritus, una obra de Fidel

En Sancti Spíritus, la existencia de la institución está muy ligada a la visita que hizo Fidel a la provincia a propósito de la celebración del acto nacional por el 26 de Julio en 1986

sancti spiritus, biotecnologia, fidel castro, comandante en jefe, lider de la revolucion cubana
El centro espirituano ha resaltado por sus resultados científicos durante los últimos tiempos. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Concebir la Biotecnología con recursos humanos espirituanos en una provincia sin antecedentes en las ciencias biológicas es un sueño de Fidel hecho realidad, expresa Enrique Pérez Cruz, jefe del departamento de investigación y desarrollo en la institución científica nacida desde la iniciativa del líder de la Revolución cubana.

“El mejor homenaje que podemos hacerle es mantener y desarrollar la Biotecnología en Sancti Spíritus, y decirle: Comandante, lo que usted orientó está vivo, seguiremos adelante con nuestro trabajo e  investigaciones”, añade Enrique Pérez.

“El hecho de que un guajirito de Punta de Diamante como yo me hiciera científico —continúa— es porque Fidel tuvo la idea de crear este centro, en el que hemos tenido la oportunidad de hacer aportes en el área de la ciencia”.

Para Raúl Armas Ramos, director del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en Sancti Spíritus, la existencia de la institución está muy ligada a la visita que hizo Fidel a la provincia a propósito de la celebración del acto nacional por el 26 de Julio en 1986.

“El primero de julio de ese año se había inaugurado el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en La Habana, y durante aquella estancia en Sancti Spíritus Fidel inaugura el 27 de julio la Facultad de Ciencias Médicas; como parte del recorrido por la escuela visita los laboratorios que estaban en esta área donde hoy radicamos, y ahí decidió que la Biotecnología se podía hacer también en este lugar”.

La idea prendió y en pocos meses se captaron los primeros profesionales de especialidades afines, que pudieran desempeñarse en ese campo y fueron a prepararse al CIGB en La Habana; ya para abril de 1987 se produce la arrancada de los primeros trabajos, relata Raúl Armas.

Como delegado al IV Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas en 1992, Omar Reinaldo Blancointervino en el plenario y expuso a Fidel los primeros resultados del CIGB espirituano.

“Le hablé de que el colectivo que se había preparado en la capital ya estaba de regreso a Sancti Spíritus, le expliqué los primeros resultados, donde estaban los beneficios y, eso último le gustó mucho, porque él insistía siempre en la aplicación de las investigaciones. Después en el discurso de clausura tuvo palabras de elogio para referirse a los centros biotecnológicos de Sancti Spíritus y Camagüey”, explica Reinaldo Blanco, actualmente jefe del departamento de producción.

“Todos los aportes que en materia de biotecnología hace el centro espirituano son parte del legado de Fidel, que impulsó esta rama de la ciencia casi al mismo tiempo en que empezaba a trabajarse en el mundo. Nos toca ahora darle continuidad y pensar siempre que esta brillante idea de Fidel nunca muera”, subraya Raúl Armas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.