Periódico de Sancti Spíritus

Celac debe reemplazar a OEA, asegura presidente ecuatoriano

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños reemplace a la OEA como mecanismo regional de integración

Correa descartó que el resurgimiento de la derecha en países como Argentina y Venezuela vaya a provocar un estancamiento del organismo creado en 2010.

Correa descartó que el resurgimiento de la derecha en países como Argentina y Venezuela vaya a provocar un estancamiento del organismo creado en 2010.

Nuestra perspectiva es que ojalá muy pronto la Celac reemplace a la Organización de Estados Americanos, afirmó el mandatario durante un encuentro con corresponsales extranjeros en el Palacio de Carondelet, sede del gobierno ecuatoriano.

Según Correa, resulta inaudito que en pleno siglo XXI los países latinoamericanos y caribeños tengan que acudir a Washington, donde tiene su sede la OEA, para dirimir sus diferencias.

En opinión del gobernante ecuatoriano, ese organismo continental fundado en 1948 debería quedar solo como un espacio donde las 33 naciones del subcontinente acudieran en bloque a discutir con Estados Unidos y Canadá, únicos que no son miembros de la Celac.

Qué sentido tiene que Ecuador vaya a discutir individualmente con Estados Unidos, se preguntó Correa, quien también abogó por la creación de un Sistema Latinoamericano de Derechos Humanos en sustitución de la actual Comisión Interamericana, cuya sede también está en la capital norteamericana.

Al respecto, recordó que Washington ni siquiera ha firmado los instrumentos y tratados sobre derechos humanos, como si lo han hecho la mayoría de los países del subcontinente.

Interrogado sobre el futuro de la Celac, cuya cuarta cumbre tendrá lugar la semana próxima en Quito, el mandatario descartó que el resurgimiento de la derecha en países como Argentina y Venezuela vaya a provocar un estancamiento del organismo creado en 2010.

La experiencia nos ha demostrado que más allá de la orientación ideológica de un gobierno, la integración es un denominador común, aseguró Correa, quien recordó que el expresidente de Chile Sebastián Piñera es de derecha, pero durante su mandato (2010-2014) dio un fuerte impulso al proceso integracionista regional.

Consideró, además, que al margen de las diferencias, la lucha contra la pobreza debe seguir siendo uno de los ejes principales del trabajo de la Celac, cuya presidencia pro tempore ejerció Ecuador durante 2015.

Durante su mandato de un año, el país suramericano propuso la llamada Agenda 2020, que aparte de fomentar el combate a la pobreza y la desigualdad, también incluye entre sus ejes la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación, el medioambiente y el cambio climático, infraestructura y conectividad, y la financiación para el desarrollo.

La IV Cumbre de la Celac se celebrará el 27 de enero en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas en la la ciudad Mitad del Mundo, a unos 15 kilómetros al norte de Quito.

Según fuentes de la cancillería ecuatoriana, al menos 22 jefes de Estado o Gobierno de los 33 países que forman el bloque ya confirmaron su asistencia.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.