Ingeniería Genética y Biotecnología de Sancti Spíritus: Una utopía convertida en ciencia

Treinta años después de haber sido ideado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Sancti Spíritus muestra al país resultados tangibles en varios frentes

sancti spiritus en 26, centro de ingenieria genetica y biotecnologia, cigb
A fuerza de tesón surgió y se consolidó una entidad que hoy constituye orgullo de la provincia y de Cuba. (Foto: René Pérez Massola)

Fue en 1986, cuando al calor de las celebraciones por el aniversario 33 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, cuya sede fue este territorio, a Fidel se le ocurrió la idea de crear en Sancti Spíritus un Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, algo que algunos consideraban imposible, atendiendo al escaso desarrollo científico de la joven provincia.

Sin embargo, la vida le dio una vez más la razón al Co­mandante en Jefe. A fuerza de tesón y la voluntad de muchísima gente, surgió y se consolidó una entidad que hoy constituye orgullo de la provincia y del país por sus resultados en el quehacer científico e investigativo.

El licenciado Reinaldo Blanco Águila es uno de los fundadores del centro y actual jefe del departamento de Pro­ducción, razón por la cual constituye un testigo excepcional del crecimiento de la institución desde aquellos días fundacionales hasta la actualidad, cuando sus aportes son reconocidos por la comunidad científica de la nación.

“Lo primero que se hizo fue enviar a dos grupos de jóvenes de la provincia a prepararse en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de la capital (CIGB), uno de ellos se entrenaría en generación y uso de los anticuerpos monoclonales, entre los cuales estaba yo, y otro se formaría en la parte de la biotecnología vegetal”, explica Reinaldo, quien rememora los desvelos de entrenadores y alumnos para lograr una preparación que no defraudara los sueños de Fidel.

Entonces eran muy frecuentes las visitas de la entonces ministra del Citma, Rosa Elena Simeón, y del director del CIGB, Manuel Limonta a lo que era la Facultad de Ciencias Médicas de este territorio, donde se edificaba lo que sería el centro científico espirituano, que comenzó sus labores a principio del año 1990, señala el destacado científico.

PRODUCCIÓN E INVESTIGACIÓN DE LA MANO

Desde hace un buen tiempo el Máster Raúl Armas Ramos, tiene el honor y la responsabilidad de liderar al joven colectivo integrado por 54 trabajadores que laboran en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Sancti Spíritus.

Comenta que llevan muchos años dedicados a la producción de reactivos biológicos y diagnosticadores y añade que la generación de reactivos es muy importante porque ellos forman parte de los sistemas analíticos empleados por varias instituciones en la producción de medicamentos.

En ese sentido, explica como de sus laboratorios han salido unos 69 anticuerpos monoclonales y policlonales, conjugados y sin conjugar, además de seis proteínas recombinantes y enzimas de modificaciones, elementos útiles en el logro de vacunas e interferones, entre otros productos.

Añade, que de esa manera ahorran al país todo el dinero que debía emplearse en comprar en el exterior los reactivos biológicos que demandan centros como el CIGB u otras instituciones científicas, quienes los utilizan para el control de procesos y liberación de productos.

Pone el ejemplo del Centro de Inmunoensayo, al cual le suministran anticuerpos monoclonales y proteínas recombinantes, que son empleados en la confección de sus Sistemas Ultra Micro Analíticos, conocido como SUMA, de extraordinaria eficacia en la pesquisa en sangre de la Hepatitis B y C, además del VIH, entre otras enfermedades.

Hoy podemos decir con orgullo que somos uno de los centros líderes de la biotecnología cubana, al garantizar insumos para el 90 % de los productos que de ella emanan, entre ellos, por solo citar algunos ejemplos el Heberprot P, interferones, la vacuna pentavalente y otras para diferentes tipos de cáncer, a cuya fabricación realiza una importante contribución el CIGB de Sancti Spíritus, refiere el científico.

UNA INSTITUCIÓN DE REFERENCIA

Respecto a otra de sus fortalezas, el licenciado Reinaldo Blanco, señala que conservan el mayor banco de células para el diagnóstico e identificación de antígenos, el cual es empleado e identificado por los centros líderes de la biotecnología en el país.

En ese sentido abunda, en que contar con alrededor de 150 hibridomas en escala de conservación, de los cuales cerca de 70 son productivos, los convierte en una institución de referencia para la ciencia cubana, y recuerda que esas son las células capaces de producir un anticuerpo monoclonal que reconoce determinada proteína o antígenos.

Sobre otra de las líneas de trabajo del CIGB espirituano, el director de la institución Raúl Armas menciona la producción de diagnosticadores de tiras reactivas rápidas, los cuales permiten obtener resultados en un lapso muy breve sobre determinadas situaciones como el embarazo.

Al respecto abunda en que producen una tira que es em­plea­da de manera profesional en las instituciones de salud del país, la cual permite determinar si una mujer está encinta o no, y otra que persigue igual fin y que es comercializada en todas las farmacias del territorio nacional, expresa el directivo.

Asimismo, otra tirilla posibilita saber acerca del rotavirus en heces fecales que afecta sobre todo a niños, además de una que establece si el individuo es portador de las enfermedades celiacas, es decir la intolerancia al gluten, explica el director de la prestigiosa institución.

Respecto a la actuales líneas de investigación, Armas Ramos dijo que laboran en la generación de otros anticuerpos monoclonales y nuevos sistemas diagnósticos, algunos de ellos en beneficio de la ganadería cubana, además de trabajar en la expresión de proteínas de interés farmacéutico y veterinario en células vegetales, así como biocatalizadores capaces de generar fructuoligosacáridos beneficiosos a la salud de las personas que son útiles en la obtención de yogures, helados o siropes.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.