Costa Rica anuncia para el 12 salida de primer grupo de emigrados cubanos

En un primer grupo se trasladarán 180 cubanos, quienes irán en un vuelo chárter a El Salvador, de donde continuarán en autobús hasta Guatemala para continuar hasta la frontera con México

cuba, costa rica, emigracion, cuba-estados unidos
El viaje en total costará 555 dólares para los adultos y 350 para los niños.

El gobierno de Costa Rica programó para el martes la salida del primer grupo de cubanos que se encuentran estacionados desde mediados de noviembre en su frontera con intención de llegar a Estados Unidos.

Según una nota oficial, 180 personas irán ese día en un vuelo chárter a El Salvador, donde luego abordarán un autobús hasta Guatemala para continuar hasta la frontera con México y por último cruzar por tierra hacia la nación norteña.

Las autoridades basaron su selección en la fecha de llegada a Costa Rica y la capacidad para pagar el viaje, que en total les costará 555 dólares para los adultos y 350 para los niños porque incluye la transportación, alimentos, impuestos de entrada y salida de cada país, más un seguro médico.

El comunicado precisó que todo el proceso se regirá por la legislación migratoria de cada uno de los estados en ruta, o sea, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y México.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) fue la encargada de gestionar a una empresa para efectuar el traslado de forma ordenada, segura y legal, tal y como se acordó el pasado 28 de diciembre.

Ese día los países centroamericanos y la OIM decidieron otorgar un paso excepcional a los caribeños para que sigan su camino hacia Estados Unidos.

Según las autoridades costarricenses, unos siete mil 802 cubanos están albergados en su frontera con dicho propósito.

Esas personas emprendieron el recorrido alentados por políticas de Washington como la de pies secos, pies mojados, el Programa Parole para estimular la deserción de médicos y la Ley de Ajuste Cubano, entre otras, que incitan a la emigración irregular.

Tales disposiciones desentonan con los acuerdos adoptados entre La Habana y Washington sobre la materia, e ilustran el uso de ese tema como método de desestabilización contra la isla, además de los riesgos que suponen este tipo de desplazamientos, a expensas de mafias y contrabandistas.

Cuba aboga por el cese de esas políticas precisamente porque incentivan la emigración ilegal, insegura y desordenada.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.