El mismo bloqueo con diferente collar (+fotos)

Cinco profesionales espirituanos expresan a Escambray sus criterios sobre esa guerra económica contra Cuba

sancti spiritus, bloqueo de eeuu a cuba
Trabajadores espirituanos rechazan el bloqueo de EE.UU a Cuba. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Del bloqueo que se nos ha impuesto por más de medio siglo a los cubanos se habla y se escribe todos los días en Cuba y el extranjero, ha sido condenado consecutivamente 25 veces por la comunidad mundial de forma masiva en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas, pero aun así en ciertos sectores de la sociedad persisten dudas y enfoques poco claros acerca de esa guerra económica de que resulta víctima la patria de José Martí.

A propósito de la presentación en la ONU de una nueva moción de Cuba contra el bloqueo, Escambray concede la palabra a cuatro profesores de diferentes instituciones —especializados en Filosofía e Historia—, y a un médico veterano, para que aporten sus criterios acerca de lo que en Estados Unidos llaman hipócritamente “embargo” con la intención de tergiversar su verdadero alcance.

sancti spiritus, bloqueo de eeuu a cuba
Profesor González Curiel: “A mí me gusta decir que es una guerra”. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

NO ES EMBARGO, ES BLOQUEO

Docente por vocación, con amplia experiencia en las aulas a pesar de su juventud, el máster José González Curiel, de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez, no duda un instante en su apreciación acerca del tema, cuando expresa que “al bloqueo se le ha tratado eufemísticamente de minimizarlo a partir del vocablo, en medio de la discusión de si es bloqueo o si es embargo, como dice EE.UU.

“A mí me gusta decir que es una guerra. Una guerra que, incluso, después de la aprobación de las Leyes Torricelli y Helms Burton en la década del 90 del siglo XX, afecta también a terceros. Es un complejo de leyes que desde el punto de vista de las relaciones y de las leyes internacionales constituye una violación en la medida en que afecta a personas naturales y personas jurídicas que no se encuentran en el territorio nacional de Cuba.

El canciller Bruno Rodríguez Parrilla ha subrayado también lo insostenible del bloqueo desde el punto de vista ético-moral.  

Desde el punto de vista ético también constituye una gran violación, porque todas esas afectaciones en materia de los programas sociales, funcionan como zancadillas para que Cuba no pueda desarrollar su economía y por tanto no desarrolle a plenitud, como pudiera, la justicia a través de sus programas sociales.

Pero el problema no se limita a eso, porque el bloqueo afecta además la salud, la educación, la seguridad social, la ciencia, la cultura, y, en general, toda la vida en la sociedad cubana. Por tanto, desde cualquier punto de vista resulta inmoral, anti ético e ilegal a la luz de las prácticas internacionales.

sancti spiritus, bloqueo de eeuu a cuba
Msc. Mariano Álvarez: “Es una de las creaciones más malévolas que he conocido”. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

UN MECANISMO DE ASFIXIA

Para Mariano Álvarez Farfán, también profesor universitario, no hay un átomo de duda en cuanto a la entraña criminal del bloqueo, cuando afirma que “es una de las creaciones más malévolas que ha tenido el imperialismo norteamericano; creación que ha tratado de disfrazar y algunas personas han mordido el anzuelo en creer que se trata de un simple embargo, pero no es tal, es un bloqueo, y bloquear va más allá de embargar; por supuesto, es un mecanismo de asfixia económica contra Cuba”.

¿Piensa usted que la realidad del bloqueo no le llega a todos los ciudadanos de la misma forma?

Yo creo que en una parte muy minoritaria de la población existe una percepción falsa acerca del bloqueo, pues ha tenido como base un volumen de información que le llega por distintas vías y como el Gobierno revolucionario ha estado creando alternativas para resolver los problemas, la gente piensa que el bloqueo no daña.

Esas personas, por ejemplo, no aprecian la llegada de un barco, o una operación comercial frustrada, ni un freno a un producto cubano, porque los individuos tienen tendencia a creer más en lo que ven que en lo que alguien les dice. De manera que las dificultades que sufren las atribuyen más a insuficiencias internas que a los efectos del bloqueo, pero el Sol no se puede tapar con un dedo.

sancti spiritus, bloqueo de eeuu a cuba
Para la profesora Lavinia Pérez, apenas estamos al principio del camino. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿ACASO SIEMPRE FUE IGUAL?

La profesora universitaria de Filosofía y máster en Ciencias Lavinia Pérez García, estima que hay dos momentos principales del bloqueo; uno desde su imposición a inicios de los años 60 del pasado siglo, y otro a partir de principios de la década del 90, cuando se recrudece, etapa que, con ciertos altibajos coyunturales, llega hasta el día de hoy.

Así, ya bien entrada la primera etapa hubo ciertos intercambios comerciales y un comercio con filiales de compañías americanas en el exterior que llegó a sumar 700 millones de dólares; eso cambió radicalmente a partir de la implosión de la URSS y la desaparición del campo socialista europeo.

“Ocurrió que en el peor momento para la economía de la isla a causa de la pérdida de sus socios comerciales, Estados Unidos aprobó dos medidas que recrudecieron notablemente el bloqueo: la Ley Torricelli (1992) y Helms Burton (1996), y esto laceró desde entonces el comercio de Cuba con el resto del mundo. El objetivo notorio de esas leyes fue el de liquidar la Revolución y retrotraernos a la situación existente antes del primero de enero de 1959.

“Estoy convencida de que hasta que el bloqueo no sea eliminado, no se podrán normalizar las relaciones, y no es lo único —apunta—, porque primero deberán devolver la base naval de Guantánamo y suprimir la Ley de Ajuste y los programas subversivos contra Cuba para poder avanzar hacia vínculos normales entre los dos países; en fin, pienso que estamos al principio del camino, y no al final”.

sancti spiritus, bloqueo de eeuu a cuba
El doctor Mariano Silverio opina que el bloqueo se ha arreciado. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

¿SE ARRECIA ESE DOGAL?

Entre los consultados no existe unanimidad a la hora de estimar si el bloqueo se mantiene en el mismo punto que durante los últimos años, o si por el contrario se ha incrementado con la persecución de los fondos cubanos por todo el mundo, con multas récord por parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros a entidades y bancos de terceros países que mantienen vínculos con Cuba.

La opinión prevaleciente es que el bloqueo se mantiene, salvo ciertas medidas flexibilizadoras adoptadas por Barack Obama en sus ocho años en la Casa Blanca, pero para el doctor Mariano Silverio Sánchez, especialista de segundo grado en Neumología del Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos, de Sancti Spíritus, y para el MSc. Juan Arturo Fraga Puente, profesor de la Escuela Provincial del Partido, ese remanente de la guerra fría se ha arreciado.

“Yo, personalmente —expresa Silverio—, creo que se ha incrementado el bloqueo. La visita de Obama a Cuba trajo como consecuencia arreciarlo, porque creyeron otra cosa y como no lograron de entrada los objetivos que perseguían, ampliaron el bloqueo. Todas las actividades dentro del sector médico-farmacéutico han visto el enconamiento de esa guerra económica contra Cuba, pese a lo que puedan decir ellos.

“Lo notamos perfectamente en nuestro trabajo diario. La adquisición de materiales sanitarios de cualquier tipo fabricados en EE.UU. nos está prohibida, pero no solo lo aplican en su territorio directamente, sino que impiden que productos médicos de otras firmas de distintos países que tengan en su composición materias primas estadounidenses, sean vendidos a Cuba.

“El restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos se centran en el aspecto diplomático principalmente, pues seguimos teniendo  severas afectaciones económicas que se reflejan en todos los sectores de la vida en nuestra sociedad”.

“El bloqueo —estima a su vez el profesor Fraga— comenzó como una acción de guerra hacia nuestro país desde inicios del triunfo de la Revolución y, desde entonces, a medida que han pasado diversos presidentes por la Casa Blanca, se ha mantenido esa política agresiva y se ha acentuado”.

Entonces, ¿resulta válido o no el actual proceso de acercamiento  entre los dos países?

Creo que lo que procede es mantener todo este proceso, los pasos que se han venido dando desde el restablecimiento de relaciones diplomáticas, pero es necesario que el bloqueo genocida contra Cuba sea eliminado, porque no tiene razón de ser desde el punto de vista internacional, porque casi todos los pueblos del mundo están en contra del bloqueo, porque este viola la Carta de las Naciones Unidas, las normas de convivencia entre naciones y las convenciones de Ginebra.

3 comentarios

  1. David Díaz Ríos

    —Un un hecho sin precedentes, Estados Unidos se abstuvo de votar a favor del bloqueo que ha impuesto a Cuba desde hace más de medio siglo.

    —Fueron necesarias 25 resoluciones en la Asamblea General de las Naciones Unidas para que los Estados Unidos confirmaran con su abstención la inoperancia de su política de cerco económico financiero y comercial contra Cuba.

    —Es una victoria de Cuba, pero no debemos confiarnos.

    CubaSigueLaMarcha

  2. Me da la impresiòn que todo lo positivo de los ùltimos 22 meses se olvidé y de repente todo el pais descubra de que hay un bloqueo.
    Por favor hagan una lista con todo lo alcanzado y comparenlo con la situaciòn de hace 2 años, donde no había ni una demostraciòn contra el bloqueo.

  3. José F. González Curiel

    Es bloqueo o guerra económica, porque hay mucha diferencia entre lo que firmó Kennedy como “embargo” y fenómeno actual. Las leyes de los años 90 hasta la actualidad lo han convertido en un bloqueo económico. Afecta a terceros que comercien con Cuba, sean del país que sean; afecta a personas naturales y jurídicas de los propios Estados Unidos, que no pueden venir como turistas ni gastar su dinero en lo que quieren; viola los derechos de los cubano- americanos que tampoco pueden hacerlo y viola los derechos del pueblo de Cuba. Pero al ser ley ya no es solo un asunto del Presidente, es un asunto del Congreso.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.